Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SEGURIDAD ALIMENTARIA

Intervención policial para permitir la quema de reses en León

Cabreros del Río

Una treintena de vecinos y ganaderos de Cabreros del Río (León) impidieron durante seis horas, desde las 11.00 a las 17.15 de ayer, que las seis primeras vacas de las tres explotaciones ganaderas de la provincia de León donde se detectaron dos casos de vacas locas entraran en las instalaciones de la incineradora de Rebisa. Más de medio centenar de antidisturbios de la Guardia Civil tuvieron que custodiar el camión con las reses hasta la entrada de Rebisa, tras un conato de enfrentamiento con los vecinos.

En una asamblea ante las instalaciones, los ganaderos decidieron deponer su actitud por el importante número de antidisturbios. Desde el ayuntamiento se aseguraba que la planta incineradora no cumple con la normativa europea y sus vertidos y olores perjudican a las aguas y el medio ambiente de la zona.

Por este motivo, el ayuntamiento no ha otorgado la licencia para la incineración de este tipo de reses. Pedro Fresno, concejal del Ayuntamiento de Cabreros, se quejaba ayer de la falta de información sobre el tema e insistía en que lo primero para él era la salud de sus convecinos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de enero de 2001