Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los costes de transición se convierten en arma política

En plena fusión Endesa-Iberdrola, que tendrá que ser autorizada por el Consejo de Ministros, los costes de transición a la competencia (CTC), se han convertido en arma política. El PSOE, que se opuso a las ayudas desde su aprobación, quiere que el Gobierno atienda las razones de Bruselas y elimine el 4,5% de recargo que soportan los consumidores. Ello, según los socialistas permitiría reducir las tarifas en el año 2001 no el 4% para los hogares que propone el Gobierno, sino un 7,5% como mínimo.Izquierda Unida (IU) apoya la visión del PSOE. Ayer, el coordinador general de la coalición, Gaspar Llamazares, atribuyó la fusión Endesa Iberdrola al afán gubernamental por acaparar poder económico y explicó que si el Gobierno no revisa los llamados CTC, se convertirán "en una bomba de tiempo" en la UE.

El Gobierno, que estuvo a punto de retirar el 4,5% de recargo por costes de transición a la competencia en la Ley de acompañamiento de los presupuestos de 2001, ha decidido esperar a la decisión que tome Bruselas. No obstante, el vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía, Rodrigo Rato, ha afirmado que recurrirá a los tribunales si la Comisión Europea tumba las ayudas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de diciembre de 2000