Absuelto un alcalde cuyo negocio servía gasolina a su Ayuntamiento

El Tribunal Supremo ha absuelto al alcalde de Santa María del Páramo (León) del delito de negociaciones y actividades prohibidas a las autoridades y funcionarios públicos por el que fue condenado por haber suministrado a su ayuntamiento gasóleo y gasolina de una estación de servicio de la que era socio, informa Efe. En una sentencia de la sala de lo penal, el alto tribunal estima que "el suministro de combustible a un ayuntamiento no es delictivo (...) por la sola circunstancia de que el alcalde (o concejal u otro funcionario) tenga interés en el establecimiento comercial que lo suministra, por más que estos hechos puedan considerarse contrarios a la ética pública".El Supremo argumenta que el delito por el que la Audiencia Provincial de León condenó al alcalde exige que el acusado "tenga, por el cargo que desempeña, el deber de informar en un determinado negocio o actuación" y que la conducta delictiva "ha de consistir en el aprovechamiento de esa circunstancia para forzar o facilitarse una participación en ese negocio", lo que considera que no ocurrió.

Según el relato de hechos de la sentencia recurrida, "hubo participación en tal asunto, en cuanto que ordenó el pago e incluso en ocasiones cobró él mismo el precio de tales operaciones, pero no aparece en ese relato ninguna acción del acusado como alcalde que nos pudiera revelar que él se aprovechó de esa condición para que el ayuntamiento se proveyera de combustible en su gasolinera". Y se añade: "No se nos dice que hubiera existido algún acuerdo municipal para ese concreto suministro y que en tal acuerdo el acusado se aprovechara de su situación en la corporación para forzar o facilitarlo en este sentido. Hubo simplemente el hecho de abastecerse de gasóleo y gasolina en esa estación de servicio, la única que había en el pueblo", añade la resolución del Supremo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS