Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El número de afectados por el brote de 'Legionella' asciende hasta 47

Los análisis que los médicos del hospital del Mar están practicando a todos sus pacientes afectados por enfermedades cardiovasculares permitieron ayer detectar un nuevo caso de neumonía por legionelosis en una mujer de 79 años. La anciana, vecina del barrio de la Barceloneta, ingresó en el hospital el pasado 11 de noviembre afectada de neumonía, aunque en un principio el caso no fue relacionado con el brote de Legionella que ya ha afectado a 47 personas, una de las cuales ha muerto.

La paciente ingresó en el hospital del Mar hace 11 días coincidiendo con el inicio de la oleada de casos de neumonía por legionelosis de la Barceloneta. El equipo médico le aplicó un tratamiento convencional y la enferma ha evolucionado favorablemente. Al igual que los casos de legionelosis descubiertos durante los últimos días, la bacteria de la Legionella no fue detectada en esta paciente hasta que no le practicaron unos análisis específicos para determinarlo. La coincidencia de fechas con otros casos y el hecho de que la enferma resida en la Barceloneta han permitido a los médicos determinar sin lugar a dudas que el caso tiene relación con los detectados hasta ahora. La mayor parte de los casos fueron diagnosticados entre los días 12 y 14 de noviembre. Sin embargo, el último ingreso de un paciente con neumonía por legionelosis se produjo el pasado jueves. Según el comunicado conjunto del Ayuntamiento y el Departamento de Sanidad, el hecho de que no estén apareciendo nuevos casos de infección permite "descartar" que exista "un riesgo apreciable para la población residente o visitante de la Barceloneta". Por ello, las autoridades insistieron ayer en que "las actividades habituales, laborales o de ocio en el barrio pueden seguir desarrollándose con plena normalidad".

Pero los residentes en la Barceloneta aún no respiran tranquilos. Ayer por la tarde, los vecinos del barrio se reunieron otra vez con los responsables del centro de atención primaria de la Barceloneta para conocer la última hora de la evolución del brote. Aunque la mayor parte de los vecinos declararon que se sienten más tranquilos, insistieron en la necesidad de encontrar el foco de propagación de la bacteria.

Los médicos continúan a la espera de determinar qué influencia tuvo la Legionella en la muerte de una paciente con una grave dolencia cardiovascular el lunes de la semana pasada en el hospital del Mar. Los resultados de los análisis se conocerán los próximos días.

Actualmente permanecen ingresados 28 enfermos, 23 en el hospital del Mar, uno en Can Ruti, de Badalona; otro en el hospital de Sant Pau, uno en el Clínico, otro en Viladecans y otro más en el hospital de Guadalajara. Cinco enfermos continúan en la Unidad de Cuidados Intensivos y su evolución es "satisfactoria", según el último parte médico.

Los ingresados en unidades de hospitalización convencionales también evolucionan favorablemente. A lo largo de ayer, los médicos dieron el alta a un enfermo ingresado en el Hospital de Barcelona y a otros tres enfermos tratados en el hospital del Mar, con lo que el número de altas se eleva ya a 18.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de noviembre de 2000

Más información

  • El Ayuntamiento de Barcelona reitera que ya no existe riesgo