Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un tercio de las infraccciones de tráfico en Barcelona es saltarse los semáforos

Un tercio de los peatones (33,7% de una muestra de 5.000) no respeta las normas de tráfico. Claro que la infracción del peatón difícilmente resulta mortal para otro. Los conductores se saltan menos la norma, pero sus efectos tienen consecuencias más graves. En Barcelona, más de un tercio de las infracciones observadas consistieron en saltarse un semáforo en rojo y el 23% fueron también agresiones a los peatones ya que no se les respetó la prioridad de paso. La tercera infracción (17%) es aparcar sobre la acera.

MÁS INFORMACIÓN

El Instituto Mapfre de Seguridad Vial realiza periódicamente estudios sobre el comportamiento de peatones y conductores. El pasado 28 de febrero hizo un estudio sobre los usos del tráfico en Barcelona. Se trataba de describir el comportamiento de 5.000 peatones y anotar, al mismo tiempo, el de los conductores que infringieran las normas de tráfico. El resultado fue contundente: 1.684 peatones y 617 conductores cometieron infracciones de tráfico. No obstante, recoge el informe, el porcentaje de infractores en Barcelona se halla ocho puntos por debajo de los datos observados en otras ciudades españolas como Madrid o Valencia.Las faltas cometidas por los peatones consistieron en no utilizar los pasos reservados para ellos (29%), no respetar el semáforo (25%) e instalarse en la calzada esperando la luz verde. Todas ellas representaban un peligro para ellos.

Las de los conductores, en general, suponían un peligro para los peatones. Así, el 36% se saltó un semáforo en rojo; el 23% no respetó la prioridad de paso de los peatones; el 17% ocupó la acera; el 7,1% salió de un garaje sin mirar, y el 7% aparcó sobre un paso de peatones.

Con todo, los peatones van aprendiendo a evitar los peligros del coche y en los últimos años ha empezado a disminuir el número de accidentes que tienen como víctimas a los viandantes. El pasado año, para toda España, fueron 12.357, lo que supone una reducción del 5,4% respecto a 1998.

Accidentes urbanos

La mayoría de los accidentes que afectan a peatones se producen en ciudad (83,9%). Entre los peatones víctimas en zona urbana no hay diferencia por razón de sexo; en cambio, en carretera la proporción es de dos varones víctimas por cada mujer. El 62% de los peatones muertos en accidente de tráfico eran varones. Pero si se atiende sólo a los fallecidos en carreteras, el porcentaje se eleva hasta el 72,7%. El 29% son personas mayores de 65 años.

Los bloques de edad de los infractores son bastante diferentes. En el caso de los peatones, el 34% de quienes infringen el código de circulación tienen entre 24 y 40 años; le sigue el bloque de los más jóvenes (entre 15 y 25 años), que representa el 27% de las faltas. Las personas que tienen más de 40 años y menos de 65 suponen el 24% de los infractores y los mayores de 65 años, el 12%.

Las franjas están mucho más marcadas entre los conductores. El bloque más infractor es el de los que tienen entre 26 y 40 años, que representan el 41%. No obstante, el de quienes se hallan entre 19 y 25 años, una franja de edad mucho más corta, suponen el 22% de las faltas contra la seguridad en el tráfico. El 21% lo cometen los que tienen más de 41 años y menos de 65. Los que superan esta edad suponen el 7%.

Los más jóvenes (entre 16 y 18 años) representan un porcentaje mucho más alto: 9%.

Las cifras sobre el comportamiento de peatones y conductores se hicieron públicas al mismo tiempo que el Instituto Nacional de Estadística daba a conocer la evolución de los movimientos de viajeros en el mes de septiembre. En el caso de Barcelona, el porcentaje de personas que utilizan el transporte urbano aumentó en el 2,1% respecto al mismo mes del año anterior, pero con índices muy diferentes en el caso de los autobuses (incremento del 0,42%) y del metro (aumento del 4,55%). Pese al crecimiento en Barcelona, en el conjunto de Cataluña se registró una caída del número de usuarios del transporte urbano, con un descenso del 0,3%. El crecimiento de Barcelona estuvo muy por debajo del de Madrid (5,9%) y del registrado en Bilbao (7%).

En lo referente al transporte interurbano destaca el continuado crecimiento del número de usuarios del transporte aéreo, que se incrementaron en el 12,27% y también del ferrocarril, con un crecimiento del 7,01% para el conjunto de España. El crecimiento del transporte por carretera fue mucho más moderado y se quedó en el 1,25%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de noviembre de 2000

Más información

  • 12.357 peatones se vieron implicados en un accidente en 1999