Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos dos empresarios que vendían a inmigrantes documentación falsa

A cambio de cantidades que oscilaban entre 140.000 y 150.000 pesetas, dos empresarios de la comarca del Baix Empordà facilitaban a inmigrantes "sin papeles" permisos de trabajo y de residencia con los que poder regularizar su situación. El fraude salió a la luz cuando la Oficina Única de Extranjeros de Girona, que tramita las solicitudes de los inmigrantes, detectó escritos de aceptación de las ofertas laborales falsificados.

Siguiendo la pista de estos documentos, que incluían sellos falsos de la Subdelegación del Gobierno y firmas de autoridades que ya no ocupaban el cargo que se les asignaba en los escritos, miembros del Cuerpo Nacional de Policía consiguieron dar con José C. P. y José S. G., vecinos de Palamós (Baix Empordà), a los que se acusa de los delitos de estafa, falsificación de documentos y de un delito contra los derechos de los trabajadores. Las primeras indagaciones policiales constataron que las empresas Castillo Motor Park SL, de Sant Antoni de Calonge, e Intrause Internacional Trade Auto Sen Cas, SC, de Palamós, regentadas por los dos detenidos, figuraban en las solicitudes de trabajo y residencia presentadas por 16 ciudadanos marroquíes.

La policía comprobó que la segunda de estas empresas tiene como razón social un solar sin edificio de una urbanización de Calonge. El registro en la empresa Castillo Motor Park SL, en cambio, permitió la incautación de 40 ofertas de trabajo para extranjeros, así como fotocopias de pasaportes expedidos a ciudadanos marroquíes, chinos y rusos. También se hallaron contratos de viviendas a extranjeros y tres cajas de letras de imprenta que, según la policía, podrían haberse utilizado para fabricar los sellos falsos de la subdelegación. Las empresas citadas llegaron a presentar 45 ofertas de trabajo. Hasta el momento, 17 de los afectados han reconocido que pagaron entre 140.000 y 150.000 pesetas a un intermediario que la policía intenta localizar.

Según fuentes policiales, el segundo de los implicados en el fraude se hallaba preso en Tarragona en el momento de la detención, después de ser detenido el mes de octubre por el grupo de Estupefacientes de Barcelona en posesión de 150 kilos de hachís. La policía realizó ayer un llamamiento a los ciudadanos extranjeros víctimas de este tipo de fraudes para que denuncien el caso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de noviembre de 2000

Más información

  • 150.000 pesetas por un permiso de trabajo