Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reparar un error

Los padres de Nicolás Perruche ya fueron indemnizados en su propio nombre por el error médico derivado de la rubéola que no fue detectada a la madre durante el embarazo. La novedad aportada por la sentencia del Tribunal de Casación, conocida ayer, reside en que concede al hijo el derecho a una reparación derivada de ese error. Lo delicado de la decisión a tomar hizo que la vista de los recursos finales de las partes implicadas -la familia demandante, el médico y el Estado- se realizara ante el pleno de dicho tribunal.El reconocimiento tendrá amplias consecuencias en la presentación de nuevas demandas que aleguen este caso como precedente, según las estimaciones realizadas ayer por fuentes jurídicas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de noviembre de 2000