Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una parte de los promotores del proyecto son socios en otra empresa de la Comunidad

Aguas de Barcelona, que participa como accionista en el proyecto de la planta de tránsito de residuos peligrosos de Humanes, tiene negocios comunes con la Comunidad de Madrid, administración que tendrá que evaluar el proyecto que esta entidad promueve. El consejo de administración del Canal de Isabel II, empresa de aguas regional que depende de la Consejería de Justicia, aprobó a principios de mes adquirir el 15% de Interagua, sociedad propiedad de Aguas de Barcelona. Además, el Canal cedió a la sociedad catalana el 50% de Hidroser, que abastece a las ciudades de Cáceres y San Fernando, en la provincia de Cádiz.

Interagua tiene, por su parte, concesiones en ciudades de Argentina, Cuba, Uruguay, Brasil y Estados Unidos, además de en Granada, Albacete, Valladolid y Lorca (Murcia).

Ecocat admite la realidad de estas uniones empresariales, pero señala tajante que "ni el Canal de Isabel II ni la Comunidad de Madrid tienen nada que ver con este proyecto". Y añaden: "Aguas de Barcelona es una empresa privada, que cotiza en Bolsa, y que quiere establecer una plataforma de tránsito en Madrid para atender a la creciente demanda de las industrias de la zona. "Tenemos centros semejantes en otras partes de España y Francia. Que alguna sociedad de Aguas de Barcelona esté relacionada con el Canal es cierto, pero la Comunidad de Madrid no participa en nada en Humanes. No hemos pedido ninguna subvención oficial, y ni siquiera lo hemos pensado", destacan.

Pero los ecologistas no opinan lo mismo. "Es bastante chocante que sea la Comunidad de Madrid [a través de la Consejería de Medio Ambiente, no de Justicia], socia de Aguas de Barcelona, la que tenga que elaborar la declaración de impacto ambiental de la planta de Humanes. Lo van a tener muy difícil", manifestó ayer Santiago Martín Barajas, portavoz de Ecologistas en Acción.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de noviembre de 2000