Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aguas de Barcelona quiere levantar una planta de tránsito de residuos peligrosos en Humanes

La empresa Ecocat -participada por Aguas de Barcelona y las francesas Rhône Poulenc y Suez Lyonnaise des Eaux- quiere construir una planta de "agrupamiento, tránsito y pretratamiento de residuos peligrosos" en Humanes. Las instalaciones, que ocuparán 4.340 metros cuadrados, se levantarán en el polígono industrial de Martinsa, a unos dos kilómetros del casco urbano. Por ella pasarán 10.000 toneladas de residuos líquidos al año. Sus gestores aseguran que se trata sólo de una planta de "tránsito" de residuos peligrosos y recuerdan que "en el centro no se tratará nada". Los ecologistas la rechazan.

El Centro de Actividades Mediomabientales de Humanes, futuro nombre de las instalaciones, acogerá anualmente 35.000 bidones, de 200 litros cada uno, de residuos peligrosos procedentes de las industrias, laboratorios, viviendas y universidades de la región. El centro, según la memoria-resumen que Ecocat ha presentado en la Consejería de Medio Ambiente, se convertirá en "un almacén de envases de diferentes residuos industriales especiales, en el cual se controlarán y se clasificarán" para su posterior envío a centros de "tratamiento, eliminación, recuperación, reciclaje o puesta en depósitos de seguridad". El tiempo que los desechos industriales permanecerán en el complejo será "solamente el suficiente y necesario para su clasificación, control y constitución en cargas completas de camiones". El centro, además, según sus futuros gestores, identificará antes de admitirlos residuos inflamables y peligrosos, de laboratorio, domésticos peligrosos, fitosanitarios y tierras contaminadas por accidentes. Pondrá especial interés en los residuos de los laboratorios y universidades, con el fin de que "éstos no acaben en el alcantarillado". Acogerá también en tránsito "residuos que por su naturaleza no puedan ser mezclados con otros" y preparará un líquido homogéneo que pueda ser utilizado por las cementeras como combustible. Para obtenerlo utilizará disolventes, tintas de barnices, pegamentos, pinturas o fangos de hidrocarburos.

Dos almacenes

La planta tendrá dos almacenes: uno con capacidad para 2.250 bidones de 200 litros cada uno y otro con siete tanques con una capacidad de 650 metros cúbicos.La Consejería de Medio Ambiente, que dirige Pedro Calvo Poch, explicó ayer que el proyecto se encuentra pendiente de declaración de impacto ambiental, trámite administrativo que determina las condiciones definitivas que se le imponen al proyecto y que puede, incluso, rechazar su construcción. Medio Ambiente añade que el proyecto "no tiene nada que ver con el de Torrejón de Velasco [una planta de tratamiento de residuos tóxicos y peligrosos que la Comunidad rechazó el mes pasado en este municipio, situado a 15 kilómetros de Humanes], ya que el presentado en Humanes sólo busca transferir hacia gestores autorizados los productos que le llegan".

Por su parte, el Ayuntamiento de Humanes (8.800 habitantes), a cuyo frente está el socialista Adolfo Álvarez Sojo, declinó dar su opinión sobre este proyecto hasta que esté acabada la declaración de impacto ambiental.

Sí lo hizo el diputado de IU Julio Setién, para quien la planta "debe reunir la máximas condiciones de seguridad y vigilancia". "En ella se quiere fabricar el combustible con el que se alimentará a las cementeras. Para elaborar este combustible se emplean sustancias que desprenden [durante su combustión en las cementeras, no en la planta de Humanes] cloro, metales pesados, dioxinas y furanos".

Por su parte, la empresa Ecocat recuerda que estos centros son "necesarios e imprescindibles" en las sociedades industriales y evitan que los residuos "acaben en el alcantarillado general".

El complejo contará con los laboratorios y medidas de seguridad necesarios para evitar cualquier fuga o peligro para el entorno. "El centro es una plataforma a la que llegarán diversos residuos, pero que no se tratarán allí, sino que serán expedidos hacia los centros gestores finalistas autorizados. Las sustancias sólo permanecerán en Humanes el tiempo mínimo y necesario para su clasificación y salida. Es una instalación que busca hacer la competencia a la planta existente en Ajalvir [propiedad de una empresa rival], ya que ésta es incapaz de asumir más residuos".

El portavoz de Ecologistas en Acción, Teo Oberhuber, recuerda que Madrid carece de un plan de residuos peligrosos que permita conocer "cómo, cuántos y quién" los genera. "Sin un plan de este tipo, no parece muy lógico levantar una planta para pretratarlos y transportarlos. Es como empezar una casa por el tejado", dice. Oberhuber añade que se trata de una planta de "recogida y preparación de residuos para su transporte". "Los residuos", continúa el portavoz ecologista, "se prepararán para trayectos de largo recorrido, incluso fuera de España, lo que generará un gran tráfico en el entorno de Humanes. Está claro que se incrementarán los riesgos".

Ecocat lo niega. Recuerda que el acceso a la planta se realizará por la carretera M-405 (Fuenlabrada-Griñón), "sin necesidad de circular por las carreteras interiores del polígono donde se encuentra ubicado, por lo que no se aumentaría ni perjudicaría el tráfico rodado por éste".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de noviembre de 2000

Más información

  • Por la instalación, a dos kilómetros del casco urbano, pasarán 10.000 toneladas de desechos industriales