Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Claudio Magris avala 'Verde agua', el diario de su esposa, Marisa Madieri

Verde agua, aparecido por primera vez en Italia en 1987, es un relato-diario escrito por Marisa Madieri (Fiume, 1938-Trieste, 1996) considerado un pequeño clásico contemporáneo. En él se relata, con un lenguaje sutil y una mirada literaria, el éxodo de los italianos de Fiume, ciudad que en 1947 pasó a formar parte de los territorios de la ex Yugoslavia. Claudio Magris, autor de El Danubio y viudo de Madieri, fallecida de cáncer hace cuatro años, estuvo ayer en Barcelona para presentar la edición española del libro, publicada por la nueva editorial Minúscula y que cuenta con un posfacio escrito a propósito por él.Magris explicó que él y su esposa se leían siempre y comentaban sus textos respectivos. "De hecho, mis libros El Danubio y Microcosmos surgieron de ideas de Marisa", dijo.

Respecto a Verde agua, Magris manifestó que para él es, básicamente, "un libro en el que el tiempo es el auténtico protagonista, ya que en él se explora la evolución de la niña que fue Marisa hasta la mujer". "Ella escribió el libro con absoluta libertad", añadió, "partiendo de su experiencia del éxodo de Fiume y juntando pequeños fragmentos de tiempo. En toda su vida escribió sólo unas 200 páginas, pero le gustaba llegar a la esencia de las cosas".

Aunque el eje central del libro es el éxodo de los italianos de Fiume (la actual ciudad de Rijeka), a medida que iba escribiendo Verde agua Marisa Madieri fue descubriendo que entre sus antepasados había también eslavos y húngaros, lo cual la convertía en parte de ese mundo del que había sido expulsada por ser italiana. "Ella quiso volver a aprender croata para conectar con esa parte de su pasado", contó Magris. "Descubrió su identidad eslava y supo convivir también con el resentimiento antieslavo. En el libro habla del resentimiento, pero también de la amistad hacia el otro".

Verde agua es el segundo título de la colección Paisajes narrados, de la nueva editorial Minúscula, fundada en Barcelona por Valeria Bergalli, una argentina de origen italiano radicada en Barcelona que manifiesta su pasión por la literatura centroeuropea, ámbito en el que encajan a la perfección tanto la ciudad de Trieste como la obra de Magris y Madieri.

El primer título de esta colección es Las ciudades blancas, de Joseph Roth, otro escritor de las esencias centroeuropeas y, en especial, de los restos del imperio austrohúngaro. A partir de febrero, Minúscula empezará a publicar la colección Alexanderplatz, dedicada a autores de expresión alemana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de noviembre de 2000