Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Javier Gúrpide aborda los abismos de la amnesia en su novela 'Regaliz de palo'

Javier Gúrpide se propuso con Regaliz de palo (Ediciones B) escribir "una novela sobre los complejos". El protagonista sufre un coma que le produce una amnesia regresiva. Indefenso y vulnerable, sin la seguridad de un pasado, se convierte en títere de un psiquiatra que oculta su rostro y de una mujer parásito que, a través del amor, va devorando sus sentimientos. Según su editora, Blanca Rosa Roca, se trata de un thriller psicológico, de emociones fuertes y final entre amargo y dulce. Ayer, en la presentación del libro, el escritor Lorenzo Silva destacó "la trama psicológica basada en experiencias intensas y no en los tópicos psicológicos habituales". "Javier Gúrpide es una persona de vida escindida entre el mundo de los negocios y el de la literatura", continuó Silva.

Autor de varios libros de poesía y de una novela anterior, Las agujas del templo, Gúrpide (Tudela, 1939) se ha dedicado a la banca y las finanzas. "No es un escritor en una torre de marfil, porque ha vivido otras realidades y éstas le aportan una experiencia que es muy beneficiosa para la literatura". La novela se desarrolla en dos escenarios: uno rural, en el norte de España en los años cuarenta, y otra en la Barcelona de los años sesenta. "En la dialéctica entre la ciudad y el campo, sale triunfante el mundo rural. Pero resuelve el conflicto por la vía de la profundización".

Gúrpide afirma que el protagonista de su novela se ve forzado a excavar en sus propias miserias, la amnesia y también el insomnio. "Un insomnio casi voluntario porque él no quiere dormir para no soñar", dice el autor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de noviembre de 2000