LA OFENSIVA TERRORISTA

PNV y PSE rechazan vetar a Ternera en la comisión de Derechos Humanos

La Mesa del Parlamento vasco, con los votos del PNV, PSE-EE y EA, se negó ayer a vetar la presencia del ex etarra José Antonio Urrutikoetxea, Josu Ternera, en la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara. El PP había propuesto que su presencia en ese foro fuera declarada una ofensa para las víctimas del terrorismo y se impidiera su presencia. PNV, PSE-EE y EA argumentaron que el Parlamento no puede juzgar a sus miembros salvo que haya razones penales, mediante la petición de un suplicatorio, o en caso de indisciplina interna.

Más información

La Mesa del Parlamento Vasco no admitió ayer a trámite la iniciativa del PP para declarar la presencia en su Comisión de Derechos Humanos de José Antonio Urrutikoetxea, Josu Ternera, una "ofensa" para los demócratas y un "agravio" a las víctimas del terrorismo. Fuentes de la Cámara explicaron ayer que los tres grupos que se han opuesto a la toma en consideración de esta iniciativa coincidieron en que el Parlamento no debe juzgar la conducta de sus miembros, ya que sólo pueden ver afectada su actividad por razones penales, mediante la petición de un suplicatorio, o por razones de indisciplina o cualquier otra irregularidad interna.En su proposición no de ley, el PP solicitaba que el Parlamento declarase la presencia del ex dirigente de ETA en la citada comisión "ofensiva para cualquier demócrata", así como "un agravio a la memoria de las víctimas del terrorismo" y "un insulto a sus familiares, por ser su trayectoria vital incompatible con la defensa de los derechos humanos".

PNV y EA deben la presidencia de todas las comisiones a los votos de EH. El día 16 de octubre de 1999 estos dos partidos dieron un apoyo expreso a Josu Ternera, al criticar la decisión de la Audiencia Nacional de impedirle acudir a la Cámara. EH, a cambio, respaldó a los socios de Gobierno para copar todos los órganos parlamentarios. Unos días antes EH anunció que Ternera sería el miembro de la plataforma en la Comisión de Derechos Humanos. Una decisión que ni el PNV ni EA se atrevieron a criticar. Entonces, el portavoz del PSE, Fernando Buesa, advirtió de que el PNV y EA estaban pagando "un peaje político para asegurar su mayoría". Un peaje que pasaba "por secundar la iniciativa a favor de un preso de ETA", y por lo tanto, a juicio de Buesa, "era indirectamente un peaje a ETA".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 02 de noviembre de 2000.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50