Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un proyecto inteligente

El gigante alemán de la comunicación Bertelsmann ha sabido mover pieza en el mundo digital. Así lo ve la empresaria y guru de la nueva economía Esther Dyson, que ayer reunió en Barcelona a un selecto grupo de empresarios e inversores en las jornadas High tech forum 2000. "Bertelsmann ha sido muy inteligente al ver que los mercados cambian y actuar en consecuencia. La industria de la música será muy interesante en los dos próximos años por cómo van a encajar la distribución de archivos digitales de música en Internet".Dyson, cuya publicación mensual Release 1.0 es un referente de obligada consulta en el mundo empresarial, afirmó que acuerdos como éste demuestran "la urgente necesidad de regular el mercado". La empresaria añadió: "Ahora hace falta, entre otras cosas, que las agencias privadas garanticen a los clientes que la música que compran es la música que piensan que compran".

"La música es un campo de pruebas que nos permitirá ver cómo se comportarán los consumidores, que en este caso son, sobre todo, adolescentes y universitarios". "Napster tiene que lograr acuerdos con las otras grandes discográficas", afirmaba ayer Bill K. Bryant, presidente de Qpass, firma dedicada a la gestión de pequeños pagos por Internet.

"Hace sólo dos meses, Napster carecía de planes o modelos de negocio para aprovechar económicamente las inmensas posibilidades que ha abierto al permitir la descarga y archivo de ficheros de música digital. Ahora que ha emprendido este camino, tendrán un gran futuro, con 38 millones de clientes potenciales", reflexionó Bryant.

Dyson disculpó ayer la ausencia de Andreas Schmidt, presidente de E-Commerce de Bertelsmann. La proximidad del acuerdo con Napster le impidió acudir a pronunciar la conferencia inaugural.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de noviembre de 2000