Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición se teme la privatización en Málaga

Los dos grupos políticos de la oposición en Málaga, IU y PSOE, están convencidos de que la operación de saneamiento de Parcemasa, la sociedad municipal de cementerio, anunciada ayer por el concejal de Hacienda, Francisco Aguilar, es un paso previo para su futura privatización.Aguilar informó de que el consistorio ha decidido quedarse como único propietario de Parcemasa, al menos de momento, y que asumirá la deuda de 800 millones de pesetas que mantiene la empresa. Para ello se ha diseñado una operación colchón consistente primero en una reducción de capital de 392 millones de pesetas, el paquete de acciones de autocartera que posee la sociedad y que hace un año compró al socio privado, al que pagó 1.200 millones de pesetas que obtuvo por un préstamo del Ayuntamiento. Con esta operación se da cumplimiento a la Ley de Sociedades Anónimas, que impide tener más de un 10% de las acciones en autocartera durante más de un año.

MÁS INFORMACIÓN

El capital social quedará con esta reducción en 408 millones de pesetas, que posteriormente se ampliará hasta 1.617 millones de pesetas. Aguilar aseguró que la operación se ha decidido así porque "la empresa es rentable" y que el Ayuntamiento ha optado por no buscar un nuevo socio privado.

Pero la oposición sostiene que en realidad se trata de dejar "limpia" la empresa para venderla después. IU y PSOE se quejaron además de nuevo de las formas usadas por el equipo de gobierno, que hizo el anuncio en conferencia de prensa sin dar les antes información y sin que el consejo de administración lo haya aún decidido.

El portavoz del PSOE, Francisco Oliva, se refirió a la operación: "Tiene toda la pinta de que se prepara esto para dárselo a un amiguete, tenemos noticias claras de que ya ha habido negociaciones y que se han paralizado de momento, si no es así no tiene sentido".

El viceportavoz de IU, José Luis Portillo, afirmó que "se trata de una operación puente para la privatización, el equipo de gobierno ha optado por no buscar un nuevo socio para buscar un comprador". Portillo dijo además que "hay intereses inconfesables para la privatización, que si no se ha hecho ya es porque el concejal de Hacienda no ha tenido tiempo para negociar".

De otro lado, Aguilar también anunció que el expediente abierto para esclarecer por qué había en un sótano almacenadas cenizas de restos humanos y lápidas ha concluido sin que se puedan derivar responsabilidades. El edil admitió que "no era lo mejor que se podía haber hecho", pero que al no existir un reglamento interno de funcionamiento impide tomar medidas disciplinarias, y anunció la inminente elaboración de una normativa.

Según Aguilar hubo buena voluntad en guardar unas cenizas que en 10 años nadie había reclamado y que ahora pasarán al columbario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de octubre de 2000