El concurso de Pop Rock Villa de Bilbao quintuplica sus premios en metálico y se abre a grupos europeos

Certamen europeo

El 13 es un número tradicionalmente asociado a la mala suerte. Quizá dicha circunstancia ha influido en los gestores del Área de Educación, Juventud y Deporte del Ayuntamiento de Bilbao a la hora de diseñar la decimotercera edición del Concurso de Pop Rock Villa de Bilbao. Para evitar el estancamiento de una cita que en los últimos años se había estabilizado en torno a los 900 participantes, el certamen incorporará una serie de novedades entre las que destaca un espectacular incremento de la dotación en metálico destinada a premiar a los grupos ganadores. Así, si el año pasado se reservó un millón de pesetas, este son 34.000 euros (5.657.000 pesetas) a repartir entre los grupos más destacados que participen en el certamen bilbaíno.En la sección de pop rock, el ganador se embolsará 6.000 euros, 4.000 están reservados para el segundo clasificado, 3.000 para el tercero, 2.000 para el cuarto y 1.000 para el quinto. El mejor grupo de metal se asegurará 6.000, el segundo 4.000 y el tercero 2.000. Por su parte, el recién creado apartado de nuevas tendencias observa una menor dotación en premios, con lo que los tres conjuntos mejor colocados se harán con 3.000, 2.000 y 1.000 euros, respectivamente.

La creación de este apartado inédito que recoge nuevas tendencias musicales constituye una novedad de envergadura que empezó a gestarse hace dos años, cuando los ritmos extraídos de máquinas incrementaron notablemente su presencia entre las preferencias de los concursantes. Según las bases de la competición, deberán apuntarse al mismo aquellos grupos que practiquen "música electrónica, tecno, ambient, dance, drum'n'bass, trip hop, house, groove y otras combinaciones".

Asimismo El Villa de Bilbao, reservado desde su primera edición a músicos españoles, ha dado otro paso de gigante al transformarse en un certamen de ámbito europeo. El nuevo campo de acción hace que, para captar interesados más allá de las fronteras, se hayan sumado con fuerza a los medios tradicionales de promoción soportes como internet y acuerdos establecidos con instituciones foráneas .Por tanto, al próximo Villa de Bilbao podrá presentarse para concursar cualquier banda europea que no tenga más de un elepé en el mercado y no haya sido premiada en ediciones precedentes. Todo lo que tiene que hacer es enviar al Área de Juventud del consistorio bilbaíno (plaza Ernesto Erkoreka, s/n) una grabación con al menos tres canciones y aceptar que se incluyan en un disco recopilatorio de carácter promocional. Aunque esto sólo atañe a las 46 formaciones (25 de pop rock, 13 de metal y 8 de nuevas tendencias) que serán seleccionadas para actuar en Bilborock, entre marzo y junio de 2001, dentro de la fase final.

Las fiestas que cerrarán el certamen se celebrarán los días 13 y 14 de junio y únicamente falta por decidir si todos los conciertos continuarán teniendo carácter gratuito o si se fijará una entrada, tal y como se insinuó en la rueda de prensa en la que se dio a conocer la identidad de los últimos ganadores del concurso.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS