Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fura se retracta de haber acusado al Liceo de censurar 'Don Quijote'

El grupo pretendía crear "ambiente"

Fuegos de artificio. Las acusaciones de Carles Padrissa, cofundador del grupo La Fura dels Baus, realizadas a una emisora de radio en la noche del pasado miércoles, de que el Teatro del Liceo de Barcelona había censurado una escena de su montaje de la ópera D. Q. Don Quijote en Barcelona, que se estrena mañana, porque se quemaban una bandera española y otra catalana han resultado ser simple "pólvora", según dijo ayer el propio Padrissa. El director artístico del Liceo, Joan Matabosch, aseguró a este diario que Padrissa pretendía con ello "crear ambiente de cara al estreno".

Joan Matabosch explicó que de común acuerdo, el Liceo y La Fura dels Baus decidieron hace ya varias semanas suprimir dos escenas. "El Liceo no ha comprado un montaje a La Fura dels Baus y después ha decidido eliminar unas escenas. El Liceo es productor de este montaje operístico y tiene voz y voto en las decisiones, que se han tomado de común acuerdo. La palabra censura es inapropiada, porque nada se ha censurado". El coste total del montaje, coproducido por el Liceo con el Teatro de la Maestranza de Sevilla y la Fundación Internacional para una Historia de la Civilización Europea, alciende a 166 millones de pesetas, de los que 116 han sido invertidos en la espectacular escenografía concebida por el arquitecto barcelonés Enric Miralles, fallecido el pasado mes de julio, y La Fura. En la presentación ayer a los medios de comuniciación de la ópera concebida por el grupo teatral, a la que el compositor José Luis Turina ha puesto música y de la que el escritor granadino Justo Navarro ha escrito el libreto, Carles Padrissa aseguró que en el tercer acto, que transcurre en La Rambla de Barcelona, querían mostrar con detalle toda la diversidad de la célebre avenida. "La Rambla del 18 de julio de 1936, la de la Diada del 11 de Setembre, la de una victoria del Barça. Queríamos mostrar una foto de todas esas ramblas", explicó el codirector del grupo. "Habíamos pensado una escena en la que una persona, a la que no se veía la cara, quemaba una bandera española y con ella una catalana a la que estaba unida y se quemaba el mismo en la acción. Como al final no la hacemos, porque el director general del Liceo, Josep Caminal, nos ha dicho que quemar una bandera no está bien, he querido con mis declaraciones recrear esta escena virtualmente".

Otra escena que no se hará es el lanzamiento de palomas al inicio del tercer acto junto a una fina lluvia de gotas de agua mineral sobre el público. "Nadie sabría si era agua mineral o eran las palomas", bromeó Padrissa. Matabosch dijo que la escena se ha suprimido dada la gran dificultad en recuperar después las palomas para que no queden sueltas volando por el teatro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de septiembre de 2000