Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una exposición reúne la obra de Carlos Fuentes, hijo del escritor

Pinturas, dibujos y fotografías componen el legado del artista

Retrato del artista adolescente. Así se llama la exposición, abierta el miércoles en la Fundación del Circulo de Lectores de Barcelona, que reúne un centenar de piezas de Carlos Fuentes Lemus, fallecido en mayo de 1999, poco antes de cumplir los 26 años. Sus padres, el escritor mexicano Carlos Fuentes y su mujer Silvia, estuvieron presentes en la inauguración, que reunió a diversas personalidades de la cultura.

La experta en arte Victoria Combalía le auguró "un buen futuro como pintor", la escritora Nuria Amat se declaró "fascinada por sus poemas" y el poeta Pere Gimferrer lo equiparó a Rimbaud y Lautreámont. Según los entendidos, pues, Carlos Fuentes Lemus estaba llamado a ser un artista de primer orden si la enfermedad no hubiese terminado con su vida en mayo de 1999, poco antes de cumplir los 26 años. El pasado miércoles, sus padres, el escritor mexicano Carlos Fuentes y su esposa Silvia, estuvieron en Barcelona para asistir a la inauguración de la muestra de su obra que se podrá visitar hasta el 16 de octubre. En el acto también se presentó el volumen La palabra sobrevive (Seix Barral), que recoge toda la producción poética del joven Fuentes.De la importancia de este evento dan cuenta no sólo la nómina de quienes actuaron como anfitriones (además de los tres citados, el ensayista Rafael Argullol, el escritor Terenci Moix y el comisario de la exposición Javier Rubio Nomblot), sino también la presencia en la sala de la agente literaria Carmen Balcells, amiga de la familia, quien no suele acudir a actos públicos de ningún tipo. Retrato del artista adolescente reúne un centenar y medio de obras, divididas en pinturas (la mayoría de tipo abstracto y muy coloristas), dibujos (con abundancia de autorretratos, desnudos y retratos de mitos del cine y la música) y fotografías (en blanco y negro, con escritores de renombre y una serie del México más popular). En sus escasos años de vida Carlos Fuentes Lemus mostró interés por varias disciplinas artísticas, e incluso estaba trabajando en un proyecto cinematográfico cuando sufrió el infarto pulmonar que le llevó a la muerte. Según su padre, "la imagen ocupaba el centro de la vida de Carlos: la imagen pictórica primero, enseguida la imagen literaria, al cabo la imagen fotográfica, inmóvil, y la cinematográfica, fluida".

"Han sido raros los casos, como Miguel Ángel o Picasso, de poeta y pintor a la vez", subrayó Pere Gimferrer, "y el hecho de que Carlos escribiese originalmente sus versos en inglés no le arrebata su obra al patrimonio literario hispánico". El académico inscribió al artista en la mítica tradición de poetas muertos en plena juventud, cuyos máximos exponentes han sido los franceses citados, y antes Baudelaire, a quienes definió como "depositarios de una sabiduría inmemorial a través de una experiencia temporal tan breve como intensa".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de septiembre de 2000