Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ocho artistas becados por la Diputación de Vizcaya exponen sus trabajos

El origen de la exposición Becarios de artes plásticas se encuentra en el deseo de los jóvenes artistas de continuar su formación. A lo largo de los años 1997 y 1998 acudieron a las convocatorias de ayudas económicas del Departamento de Cultura de la Diputación de Vizcaya y lograron su objetivo. Los trabajos realizados por ocho jóvenes bajo el amparo de las becas se muestra ahora en la sala Rekalde de Bilbao.

Impresiones visuales

Los ocho becarios que exponen sus obras en la sala Rekalde (Alameda de Rekalde, 30) hasta el 22de octubre nacieron entre 1967 y 1974. Son seis hombres y dos mujeres que han elegido para plasmar su trabajo desde las técnicas tradicionales del dibujo, el grabado, la pintura o la escultura, a los nuevos soportes del vídeo y las obras que utilizan el ordenador. En otros proyectos se proponen una actualización del mundo de los bodegones con objetos reales, como frutas o mobiliario. En total la exposición reúne 35 obras, que se acompañan de las memorias explicativas elaboradas por los propios autores. El objetivo de la muestra es "dar a conocer, promocionar e impulsar la creación de estos artistas", señalan los responsables de su organización.

Los ochos artistas que presentan sus obras son Leandro Alzate, Ricardo Antón Trovas, Roberto Bergado, Raúl García, Iratxe Larrea, Fermín Moreno e Ignacio Sáez y Pilar Valdivieso.

La exposición tiene también una vertiente de información documental. Las piezas van acompañadas de las memorias elaboradas por los propios autores, que permiten conocer los procesos de creación hasta llegar a la obra expuesta.

Segun el comisario de la exposición Xabier Sáenz de Gorbea, el montaje se ajusta a estos principios. La muestra ocupa todo el espacio disponible: el escaparate que se ve desde la calle y el recibidor ofrecen información y documentación sobre los artistas y las obras, mientras que en la sala se han dispuesto las esculturas, fotografías, grabados, pinturas, trabajos de vídeo y realizados por ordenador.

Leandro Alzate muestra una serie de fotografías y un vídeo en el que plasma su interés por el problema científico de los fractales; el resultado es una trama de impresiones visuales fantasmales y geométricas. Ricardo Antón Trovas propone una encuesta al público, al tiempo que mediante textos y fotografías hace una reflexión sobre la condición de la obra de arte y los nuevos medios de producción.Roberto Bergado, en cambio, ha fragmentado imágenes fotográficas y dibujos, mientras que Raúl García propone una serie de pinturas al fresco, al temple y con panes de oro.

Iratxe Larrea ha utilizado mesas con frutas para actualizar el mundo de las naturalezas muertas. Pilar Valdivieso revitaliza los procedimientos del grabado mediante la aplicación de técnicas mixtas, a la vez que une lo abstracto y lo figurativo. Por último, Fermín Moreno e Ignacio Sáez han enfrentado la pintura a un trabajo por ordenador. Moreno presenta una pintura ecléctica, llena de citas y reflejo de gran cantidad de información, con la postura más vital de Sáez.

El catálogo resume lo realizado durante el disfrute de la beca muestra el resultado de las experiencias creativas. "Quiere hacer no sólo de balance de lo hecho, auscultando la labor efectuada, sino también servir para presentar la perspectiva de creación contemporánea de los autores, tiempo después del disfrute de la beca", explican desde la Diputación. "Se trata de contribuir a conocer el camino emprendido por las más jóvenes promociones artísticas, al mismo tiempo que al relacionar unas obras con otras se posibilita un cauce para la reflexión general y la valoración crítica de las distintas aportaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de septiembre de 2000

Más información

  • La sala Rekalde muestra 35 obras