Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Noticias buenas, noticias malas

El alcalde, José María Álvarez del Manzano, mostró ayer un cambio de tono sobre el caso funeraria. Ha recibido como balón de oxígeno las exculpaciones, provisionales, de dos imputados en el caso de la funeraria (José Yáñez, gerente de la funeraria hasta el invierno de 1992, que se opuso a la privatización, y José Ignacio Echániz, entonces asesor técnico del Ayuntamiento y hoy consejero de Sanidad). "Son dos noticias buenas del juzgado; a veces hay noticias buenas para ustedes [la oposición] y otras veces para nosotros", declaró el concejal popular Luis Asúa. Días atrás corrían malas noticias para el alcalde, a raíz de la publicación por este diario del informe policial francés que implica al presidente de la adjudicataria, Funespaña, en una operación de blanqueo de dinero. Entonces, el regidor aseguró que no tenía noticia oficial del informe, y anunció que, de confirmarse, ejercería las acciones jurídicas correspondientes. El informe existe; es oficial; todas las partes personadas en el sumario que se instruye sobre el caso funeraria lo poseen. Pero no era ésta la confirmación oficial a la que se refería el alcalde. Días después, este diario informó de que el juez poseía un informe de la Intervención General del Estado que acreditaba que la funeraria fue vendida casi 1.900 millones por debajo de su precio real. El PP cree que esta noticia mala tampoco es oficial. Invocan que ese informe tampoco es definitivo. La oposición le recordó ayer al alcalde que, cuando saltó la noticia del supuesto blanqueo de fondos en la compra de la funeraria, dijo sentirse "profundamente impresionado".

Ayer, en el pleno, lo que más destacó el alcalde fueron sus tres victorias seguidas. No citó la mala impresión del blanqueo de fondos. Tras la derrota en el frente político, PSOE e IU se aprestan a otra batalla en los juzgados. Ayer amenazaron con pedir la intervención judicial de la funeraria. Y ya se aprestan a solicitar una batería de datos al juez para despejar esos manejos que no preocupan al alcalde porque son "negocios de privados". ¿Qué origen tuvieron los 200 millones que partieron de Madrid en agosto de 1992 a las cuentas en Biarritz de Inver Services, empresa de José Ignacio Rodrigo, asesor de la funeraria municipal y presidente desde 1995 de su adjudicataria, Funespaña? ¿Qué vínculo existe entre tal suma y la inyección que desde Biarritz hizo dicha firma en febrero de 1993 a Funespaña por 140 millones? ¿Dónde han ido a parar los beneficios de la gestión?, pregunta la oposición.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de septiembre de 2000