Reportaje:FUTUROMEDICINA Epidemiología

La vacuna de la polio, descartada como origen del sida

Análisis de muestras de vacunas de la polio realizados independientemente por tres laboratorios de Estados Unidos, Francia y Alemania indican que no fue esta vacuna el origen del sida, como propone una hipótesis según la cual el virus correspondiente en chimpancés encontró el camino a la especie humana a través de las células de esos animales usadas en la producción de esa vacuna. Los resultados de los análisis acaban de ser presentados en Londres.

Las muestras de vacuna de la polio analizadas son de diferentes reservas almacenadas en los últimos 40 años y los científicos no han encontrado en ellas ni rastro del VIH ni del SIV (versión en simios del virus del sida humano). Además, según informa la revista Nature (14 de septiembre), los estudios de ADN realizados en las muestras no han proporcionado prueba alguna de que las vacunas de la polio cuestionadas fueran elaboradas a partir de tejidos de chimpancé (animal del que procede el virus), sino de monos. Las conclusiones de estos análisis han sido discutidas en profundidad en una reunión sobre el origen del sida organizada por la Royal Society británica.El origen de la polémica se remonta a una década, centrada en torno al Instituto Wistar de Filadelfia (EE UU), que, según la hipótesis del origen del sida en la vacuna de la polio, habría abierto involuntariamente la vía de transmisión del chimpancé al hombre al utilizar células de esos animales para producir vacunas orales de la polio que se utilizaron en África en los años cincuenta. El principal defensor de esta teoría es el periodista Edward Hooper, que la popularizó en el libro The river. El Instituto Wistar, para zanjar la cuestión, proporcionó para los análisis muestras que tenía almacenadas bajo supervisión del Centro de Control de Enfermedades en Atlanta (EE UU). De los estudios se han encargado un grupo de Roche Molecular System de California, otro -dirigido por el prestigiosos investigador Svante Pääbo- del Instituto Max Planck de Antropología Evolucionista (Alemania) y un equipo del Instituto Pasteur de París.

Los resultados, ha dicho el Instituto Wistar, deben despejar cualquier preocupación de la población respecto a la vacuna de la polio, que "ha salvado millones de vidas", como recordó en Londres Hillary Koprowski, de la Universidad Thomas Jefferson de Filadelfia.

Koprowski desarrolló hace 40 años una vacuna de la polio cuyos ensayos clínicos se realizaron en Europa y en el Congo belga, utilizando, según la teoría de Hooper, cultivos de células de riñón de chimpancé presuntamente infectadas con el virus de la inmunodeficiencia, lo que habría causado involuntariamente el contagio a humanos. Koprowski y su colaborador de hace cuatro décadas, Stanley Plotkin, negaron que utilizaran riñones de chimpancé en aquellas investigaciones del Instituto Wistar, informa Reuters. Por su parte, Hooper aplaudió en la reunión de Londres la decisión del instituto de suministrar las muestras para los análisis, pero insistió en que los resultados no descartan su hipótesis.

En la reunión de Londres se han discutido todos los aspectos relacionados con el origen del sida, incluida la hipótesis que tiene mayor credibilidad en la comunidad científica, según la cual el virus habría pasado al hombre por las prácticas de caza y seguramente de consumo de chimpancés contaminados con el virus de la inmunodeficiencia adquirida. De acuerdo con esta teoría, la investigadora Beatrice Hahn, de la Universidad de Alabama (EE UU), explicó que todas las evidencias genéticas apuntan que el VIH desciende del virus correspondiente en monos, el VIS.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 19 de septiembre de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50