El PSC lleva al Parlament los contratos a extras en la gala de los premios nacionales

El director general de la Corporación Catalana de Radio y Televisión (CCRTV), Miquel Puig, deberá explicar en el Parlament por qué la cadena autonómica contrató el pasado domingo a unas 25 personas, a las que pagó unas 6.000 pesetas, para llenar los asientos que quedaron vacíos en la Sala Gran del Teatre Nacional de Catalunya (TNC), donde se celebró el acto de entrega de los premios nacionales de Cultura. Joan Ferran, diputado del grupo parlamentario Socialistes-Ciutadans pel Canvi, ha presentado en la Mesa de la Cámara tres preguntas acerca de las circunstancias en que se produjo dicho reclutamiento, con el objetivo de que sean respondidas por el máximo responsable de la televisión pública catalana.

En una de ellas, Ferran interroga a Puig sobre cuántas veces han sucedido con anterioridad situaciones similares y cuánto dinero ha gastado TV-3 en contrataciones de este tipo, máxime cuando, dice el diputado, la catalana "es una televisión pública financiada con dinero público".

En otra pregunta, el parlamentario quiere que el director general responda si "cree que estas prácticas son correctas". Y finalmente, a instancias del diputado socialista, Puig tendrá que dar el nombre del "responsable" de la contratación de los extras.

Uno de los figurantes confirmó que cada uno de ellos se embolsó unas 6.000 pesetas por presenciar el acto. Las personas contratadas a tal efecto entraron en la Sala Gran del TNC por un acceso lateral pasadas las 19.30 horas, cuando todos los invitados habían ocupado ya sus asientos, y fueron conducidas a las butacas que todavía se encontraban libres.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 12 de septiembre de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50