Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco arquitectos se disputan el museo de la evolución humana

Un solar con historia

El proyecto de museo de la evolución humana dedicado a Atapuerca que proyecta el Ayuntamiento de Burgos se conocerá el 23 de septiembre, una vez que un jurado de especialistas seleccione uno de los cinco trabajos presentados por algunos de los arquitectos más prestigiosos del mundo.El alcalde de la ciudad, Ángel Olivares (PSOE), indica que las cinco maquetas de los proyectos elaborados por los arquitectos han llegado ya a la ciudad y están "cerrados a cal y canto" en el palacio de Castilfalé a la espera de que se constituya el jurado de especialistas que debe decidir a partir del 21 de septiembre el trabajo seleccionado.

Los sevillanos Antonio Cruz y Antonio Ortiz, el cántabro Juan Navarro Baldeweg, el norteamericano Steven Holl, el japonés Arata Isozaki y el francés Jean Nouvel han sido los invitados por el Ayuntamiento a participar en el concurso restringido de ideas. Una vez se conozca el fallo del jurado, se abrirá una exposición en la Casa del Cordón, desde el 26 de septiembre al 19 de octubre, que incluirá los proyectos, documentación y maquetas presentadas al concurso.

Entre la documentación que incluye cada uno de los trabajos figura también un presupuesto dividido en fases de la obra que podrá aportar una primera estimación del coste del proyecto. No obstante, el alcalde de la ciudad, Ángel Olivares, prefiere hablar del proyecto Atapuerca, que incluye como estrella el museo de la evolución humana, aunque también un auditorio y un palacio de congresos y exposiciones, cuyo coste total estima en unos 8.000 millones de pesetas.

Cambiará el aspecto de la capital burgalesa y permitirá llenar de contenido el solar de Caballería, con una superficie de más de 23.000 metros cuadrados y un pasado histórico como monasterio fundado a mediados del siglo XIII por Santo Domingo de Guzmán, fundador a su vez de la orden de los dominicos. El pasado histórico del solar obliga a realizar catas arqueológicas que están a punto de iniciarse, aunque todo indica que el movimiento de tierras que se realizó en el siglo XIX para construir el cuartel de caballería que da nombre al solar dejó muy poco o nada de lo que pudo haber en el monasterio.

Olivares insiste en que otras administraciones participarán en el proyecto, aunque asegura que "en el caso de que no fuera así el Ayuntamiento seguiría adelante en las condiciones que fuera, porque se trata de una actuación clave para el futuro de Burgos". De hecho, la Junta de Castilla y León anunció por boca del consejero de Cultura, Tomás Villanueva, su intención de colaborar en la financiación, aunque condicionado a que todos los proyectos referidos a Atapuerca sean coordinados por la Fundación Atapuerca y no por instituciones concretas. Es decir, que el protagonismo no corresponda al Ayuntamiento de Burgos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de septiembre de 2000