Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una familia denuncia la muerte de un bebé en el hospital de Jerez

Hemorragia cerebral

Una familia de Jerez ha acusado al hospital del Servicio Andaluz de Salud (SAS) de esta ciudad de haber provocado la muerte de un bebé que estaba a punto de nacer como consecuencia de la mala atención que recibió la madre.Los hechos se remontan al pasado martes cuando la joven, de 28 años de edad, acudió al centro sanitario para someterse a una prueba rutinaria. La madre, que llevaba 40 semanas de gestación, tuvo que esperar, según la versión de sus familiares, por espacio de casi cuatro horas en el vestíbulo del hospital, donde se registraba un gran tránsito de personas y no había aire acondicionado, a pesar de las altas temperaturas de ese día.

Cuando fue atendida por los facultativos, estos les comunicaron el fallecimiento del bebé que estaba a punto de dar a la luz y la ingresaron en una de las habitaciones hasta que dio a luz pocas horas después, de forma natural, un niño sin vida.

La familia asegura no comprender cómo se produjo la muerte del pequeño "cuando todo el embarazo había ido perfectamente". El padre del niño y novio de la joven, Daniel Ortega, hace hincapié en la mala atención recibida por la madre cuando tuvo que esperar durante horas y en condiciones, a su juicio, no recomendables para una mujer a la que restaban pocas horas antes de traer un niño al mundo.

"Yo no he perdido una cartera con 25.000 pesetas, yo he perdido a un hijo con 40 semanas de gestación, y eso merece una explicación convincente", lamentaba ayer Daniel. A lo sucedido se une un "error administrativo", reconocido por el propio centro hospitalario, por el cual se traspapeló la autorización paterna para realizar la autopsia al cadáver del bebé.

De hecho, el resultado de dicho informe no pudo conocerse hasta ayer. En la autopsia se dice que el niño murió como consecuencia de una hemorragia cerebral y que presentaba síntomas de haber fallecido unas 48 horas antes de que la mujer fuese atendida el pasado martes en el hospital de Jerez.La subdirectora del centro, la doctora Páez, desmintió, por otro lado, que la madre hubiese esperado durante casi cuatro horas en una sala sin aire acondicionado. Según Páez, la espera fue de dos horas, ya que ese día había una gran cantidad de mujeres esperando una monitorización, y el lugar donde estuvo la joven dispone de climatización "al igual que todas las dependencias del hospital".

La subdirectora del hospital lamentó lo ocurrido, aunque añadió que "no tiene ni el más mínimo rigor científico" asegurar que el niño murió debido al tiempo que su madre estuvo esperando antes de la revisión. Páez lamentaba ayer la imagen que se pueda dar del servicio que presta el SAS en Jerez recordando que el hospital de la localidad gaditana es el que menos fallecimientos registra después del parto en Andalucía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de septiembre de 2000