Polémica en Japón por un homenaje a criminales de la II Guerra Mundial

Varios miembros del Gobierno japonés rindieron ayer homenaje a los caídos en la II Guerra Mundial, entre ellos a varios criminales de guerra, con motivo de la celebración del 55º aniversario de la rendición japonesa, lo que ha desatado la polémica en el interior del país y entre los ex enemigos de Japón durante la contienda mundial.Los actos en conmemoración del fin de la guerra tuvieron como eje la ceremonia presidida por el emperador Akihito en el palacio de artes marciales Nippon Budokan, en la que el primer ministro, Yoshiro Mori, instó a los jóvenes a establecer una paz duradera. Pero fuera de ese recinto varios cientos de personas, entre ellas media docena de ministros del actual Gobierno y el alcalde de Tokio, Shintaro Ishihara, visitaron el templo sintoísta de Yasukuni, símbolo del militarismo japonés, donde se venera, entre otras víctimas, a varios ajusticiados por crímenes de guerra, como el ex primer ministro Hideki Tojo.

El Gobierno de China, y los de otros países invadidos por Japón, afirman que esta visita constituye un insulto a las víctimas de la invasión militar, y numerosos ciudadanos japoneses se oponen a que se honre a los criminales de guerra en el mismo lugar que a los soldados a los que éstos enviaron a morir en el campo de batalla.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción