Una fábrica de hormigón funciona sin licencia en Málaga desde hace tres años

Una planta amasadora y compactadora de hormigón de la empresa Antonio Mata S.L. funciona desde hace unos tres años en Málaga, pese a que no obtuvo licencia de obras para construirse y a que tampoco posee el correspondiente permiso de apertura. El grupo municipal del PSOE, en la oposición, ha cuestionado la eficacia del servicio de inspección urbanística y la coordinación entre los distintas instancias del Ayuntamiento que debían haber intervenido para evitar la ilegalidad.

El Consejo de Administración de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) del Ayuntamiento de Málaga decidió en la sesión celebrada el pasado día 7 denegar la licencia para la legalización de la planta, propiedad de la empresa Antonio Mata S.L, que tiene su sede central en Rute (Córdoba).Este organismo ya negó la licencia de obra el 30 de diciembre de 1996 porque la parcela donde se ubicaba no tenía la consideración de solar. El 10 de diciembre de 1999, los promotores de la planta amasadora visaron el proyecto y el 7 de abril el servicio de disciplina urbanística informó que la situación era legalizable siempre y cuando se acreditara que se habían realizado las pertinentes obras de urbanización. Sin embargo, la inspección realizada el 23 de mayo pasado permitió comprobar que la empresa no cumplía tal requisito, puesto que en no se había terminado el alumbrado público en la calle de acceso ni se había conectado el abastecimiento de la misma a la red general.

Los inspectores municipales detectaron además otras irregularidades en el estado de las tapas de pozos, "rotas y hundidas", y en los absorbedores, que estaban atorados con lechados de cemento.

La Asociación de Vecinos de El Tarajal ha asegurado que, pese a carecer de licencia, la planta lleva funcionando "varios años".

La empresa llegó a abonar en su día la mitad del importe de la licencia de obras, cifrada en total en 152.085 pesetas. Ahora, la gerencia de Urbanismo ha decidido incrementar esta tasa en un 50% como penalización por construir sin licencia. También ha requerido a la empresa para que presente un certificado del director técnico de las obras en el que certifique la fecha del comienzo de las mismas.

El Consejo de la GMU ha decidido además dar cuenta de la situación a los servicios de inspección urbanística y de licencias de apertura para que intervengan. El PSOE ha criticado la descoordinación interna y e pregunta como es posible que hasta ahora no se informe al servicio de aperturas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS