VERANO 2000

Agaden reclama a Medio Ambiente que acabe con las carreras de coches en las playas de los Caños de Meca

Agaden-Ecologistas en Acción denunció ayer la "degradación y deterioro" que viene sufriendo durante los fines de semanas el tómbolo de Trafalgar, en las playas de los Caños de Meca, en la localidad de Barbate (Cádiz), a consecuencia de la "invasión" de centenares de conductores que aparcan sus automóviles en el interior de la arena y en la cadena natural de dunas.La asociación ecologista lamentó ayer esta práctica y las carreras ilegales de vehículos todoterrenos que se organizan en este bello paraje del litoral gaditano. Ante esta situación, Agaden reclamó a la Demarcación de Costas Andalucía-Atlántico, dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, que adopte medidas de vigilancia y de protección para preservar los valores naturales, paisajísticos y ecológicos de este enclave costero.

"Si no se actúa pronto, el deterioro de nuestra costa será el primer paso que nos conduzca a la desaparición de sus valores naturales.", denunció Fernando Solís, portavoz de Agaden-Ecologistas en Acción, quien criticó que estos hechos se repitan "año tras año".

En su escrito de denuncia, los ecologistas acusan a Costas de "pasotismo" ante la situación "repetida" de que el tómbolo de Trafalgar se convierta en una "explanada para aparcamiento o en un improvisado circuito de carreras". Según Solís, este organismo se interesa sólo por las grandes obras, los espigones, los dragados y los vertidos de arena.

"Descuidan siempre adoptar medidas para prevenir y conservar. Tan sólo se preocupan de las grandes inversiones, sin darse cuenta que no se están respetando los más mínimos valores de respeto para la conservación ante la invasión del asfalto y el hormigón", dijo.

Agaden advirtió que esta situación del tómbolo de Trafalgar, que está en estudio por la Consejería de Medio Ambiente ante su posible designación como espacio protegido, no es excepcional. Fernando Solís aseguró que en muchas zonas del litoral se localizan agresiones naturales por la falta de vigilancia.

"Cada vez hay más coches por todas partes pisoteando plantas y dunas, además de pistas abiertas para llegar a un metro del mar", criticó.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los ecologistas informaron que harán un seguimiento a las medidas que se tomen por la Demarcación de Costas hasta que éste y otros espacios naturales estén asegurados. "No podemos tolerar que se degraden rápidamente ante la dejadez de las administraciones", concluyó Solís.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS