Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un libro reúne las mejores imágenes del filme 'Buena Vista Social Club'

Incluye fotografías realizadas por Donata y Wim Wenders en Cuba

Hasta que el músico Ry Cooder y el cineasta Wim Wenders le devolvieron la fama perdida, el cantante cubano Ibrahim Ferrer se dedicaba a limpiar zapatos, a recoger carbón y a hacer cualquier cosa para mantener a su familia. El pianista Rubén González no tenía ya piano, y fingía una artritis para justificar el hecho de no dedicarse ya, obligado por las circunstancias, a su oficio de siempre. La mayoría de los artistas de Buena Vista Social Club, ahora de gira por España, habían caído en el olvido hasta que el disco promovido por Cooder y la película de Wenders les dio una segunda oportunidad y un reconocimiento mundial. Recientemente se ha lanzado al mercado un nuevo pilar para reafirmar su popularidad: el libro del filme, editado en España por Gustavo Gili, que recoge los mejores fotogramas de la película, así como retratos de los diferentes músicos captados por Donata Wenders, la esposa del realizador, y magníficas panorámicas en color de las calles de La Habana realizadas por el propio Wenders.El libro Buena Vista Social Club es en realidad una trasposición al papel del documental sobre estos veteranos exponentes de la música tradicional cubana. La obra sigue prácticamente la misma estructura del filme, y transcribe fielmente los diálogos, las canciones y las confesiones íntimas que cada uno de sus protagonistas hiciera a la cámara. Prologado por Wim Wenders, que agradece a Cooder la oportunidad de ser testigo del resurgir de los artistas cubanos y desvela circunstancias y anécdotas del rodaje, incluye, además, la biografía de los músicos y una declaración de intenciones de Cooder sobre su decisión de reunirlos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de julio de 2000