Vitoria no reabrirá ahora el albergue de indigentes pese a pedirlo el pleno

Recurso contra el 'híper'

El Ayuntamiento de Vitoria mantiene su decisión de no reabrir hasta septiembre el albergue para indigentes de la ciudad, pese a que el pleno municipal aprobase ayer una moción, no vinculante, respaldada por toda la oposición que reclamaba su reapertura inmediata.El albergue, que se abrió en diciembre en un local municipal sito en el centro de Vitoria, permanecerá así cerrado durante lo que resta de este mes y en agosto, como decidió la concejal de Intervención Social, María Ángeles Castellanos, por su "escasa rentabilidad social" en estas fechas.

Toda la oposición acusó al equipo de gobierno de PP y UA de insensibilidad con los transeúntes. Castellanos replicó que en el último mes sólo ha pernoctado allí una persona, lo que suponía un coste para el erario público de 70.000 pesetas por cada día de estancia. Agregó que los indigentes cuentan con otros servicios y centros de asistencia pública en la ciudad para estos dos meses.

La portavoz del PSE, Joana Madrigal, aseguró que entre los meses de enero y mayo fueron acogidas allí 149 personas con un total de 1.388 usos. "Han dejado a estas personas en los soportales de la catedral y en la calle", indicó.

Por otra parte, el consistorio ha retirado el recurso que interpuso contra la construcción de un hipermercado en la localidad de Echavarri-Viña, a menos de diez kilómetros de Vitoria. El alcalde, Alfonso Alonso, señaló que se ha abierto un camino de negociación con los promotores "tanto para las necesidades de transporte que se generen, como para la implicación de este centro en la vida de la ciudad".También se ha cerrado el convenio con Sidenor, Eroski y los comerciantes agrupados en la sociedad Inalcosa, para la ubicación de un centro comercial en la parcela que actualmente ocupa la empresa siderúrgica en el barrio de Zaramaga. Alonso subrayó que se mantiene la fecha del 31 de diciembre para la entrega de los terrenos al Ayuntamiento, ya descontaminados. En caso de incumplir dicho plazo, Sidenor deberá pagar al consistorio 1.200 millones de pesetas, "pero ya nadie duda que la empresa va a abandonar Zaramaga", indicó el primer edil. Las arcas municipales tienen previsto un desembolso de 2.886 millones de pesetas para la reordenación urbanística de la zona norte de la ciudad, donde se encuentra esta parcela.

Alonso expresó sus dudas de que el decreto estatal sobre liberalización de suelo vaya a incidir de manera importante en los planes urbanísticos municipales.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

[El PNV y EA en las Juntas Generales de Álava han decidido retirar sus enmiendas parciales a los presupuestos forales tras conocer la intención del equipo de gobierno PP-UA y de sus socios de PSE de no aceptar ninguna en el debate en comisión. El PNV había presentado 138 enmiendas y EA, 130, informa Efe].

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS