Una declaración de Greenspan sobre inseguridad en el empleo provoca alzas en los mercados

La brecha entre la economía de mercado y la real no pudo haber quedado más en evidencia que ayer. La Bolsa de Nueva York abrió la sesión con una ganancia del 1,14%, y a media sesión mantenía esa tendencia. Al cierre, ganó 80,61 puntos, un 0,76%. En tanto el Nasdaq, donde cotizan las empresas de los sectores de nuevas tecnologías, ordenadores e Internet, perdió 23,91 puntos, un 0,6%. Los inversores celebraban que el presidente de la Reserva Federal (banco central) de EE UU, Alan Greenspan, dejara entrever que el riesgo de que la inflación se disparara había disminuido. Para el mercado esto significa que se aleja la posibilidad de que la Reserva Federal suba nuevamente los tipos de interés, ahora al 6,5%, en su próxima reunión del 22 de agosto. La apertura al alza de Wall Street, por encima del 1%, supuso un cambio en la tendencia a la baja que registraban los mercados europeos y terminaron con ligeras ganancias. Madrid avanzó un 0,35%; París, un 0,05%, y Londres, un 0,15%.

Lo que Greenspan dijo exactamente es que los estadounidenses están muy inseguros de poder mantener sus puestos de trabajo, a pesar de las baja tasas de desempleo del país (4,1%). El presidente de la Reserva Federal aseguró que el asalariado en EE UU busca aumentar sus conocimientos y capacitación como medio para asegurar su puesto de trabajo. Wall Street interpretó en estas afirmaciones de Greenspan que los estadounidenses no pedirán aumentos de sueldos como consecuencia de la inseguridad laboral. Es decir, las empresas controlarán sus gastos salariales, por un lado, y el trabajador no aumentará su consumo, por el otro. Ambos factores unidos resultan en una tasa de inflación moderada, que, a su vez, abre una perspectiva favorable para los tipos.

La Reserva Federal había advertido en reiteradas ocasiones que una subida de los salarios podía aumentar la presión sobre la inflación. Este tema le preocupaba a Greenspan porque podía disparar el consumo, la principal razón del recalentamiento de la economía estadounidense y del aumento del déficit comercial del país, a causa del frenético alza de las importaciones. Greenspan aseguró que la productividad, a la cual ha contribuido la innovación tecnológica, se mantiene fuerte en EE UU y que la Reserva Federal se mantendrá expectante ante cualquier signo que ponga en peligro su política de contención de los precios.

Armonización de la conducta

En Europa, la Bolsa también dio que hablar. El ministro de Economía francés, Laurent Fabius, propuso a sus socios comunitarios crear un grupo de "sabios" que reflexione sobre la armonización de las prácticas bursátiles en la UE. El grupo diseñaría la armonización de "las prácticas de los reguladores de los mercados, así como los medios concretos para mejorarlas y la difusión de las mejores prácticas", señaló Fabius. La propuesta de Francia, hecha en coordinación con la Comisión Europea, será debatida por los titulares de Finanzas de los Quince en una reunión en Bruselas el próximo lunes. La armonización de la reglamentación bursátil es una de las prioridades de Fabius para la presidencia francesa de la UE en este semestre. "Sabemos que las evoluciones, brutales, de los mercados financieros pueden ser desestabilizadoras y que las reglas jurídicas del juego bursátil deben armonizarse", dijo Fabius.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS