Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ex concejal Jiménez Carmona, condenado a 18 meses de prisión

El juicio por malversación de caudales públicos contra el ex concejal del PP en el Ayuntamiento de Granada Francisco Jiménez Carmona quedó ayer visto para sentencia tras el acuerdo, al que llegaron Fiscalía, acusación particular y defensa, de solicitar 18 meses de prisión, otros tantos de inhabilitación y 180.000 pesetas de multa. Jiménez Carmona, que admitió que había cometido una "negligencia" al cobrar facturas por falsos viajes, no irá a la cárcel al haber solicitado las partes la remisión de pena.

El jurado que debía juzgar si Jiménez Carmona era culpable o no de haber cargado a las arcas municipales gastos de diferentes viajes que no realizó ni siquiera llegó a escuchar a los testigos. La Fiscalía, que hasta ahora había solicitado penas de casi 10 años de cárcel por cinco delitos de malversación -los cinco viajes que iban a juzgarse- planteó la posibilidad de llegar a un acuerdo con la defensa, que ésta aceptó.Según el escrito inicial del fiscal, a lo largo del año 1996, Jiménez Carmona pasó facturas a la empresa municipal del cementerio, de la que era responsable como concejal de Medio Ambiente, por viajes que había realizado. Así, se pagaron a una agencia, pasajes de avión y estancias en hoteles que no eran ciertas, ya que los desplazamientos los realizó el concejal en coche, y la estancia la realizó en establecimientos mucho más baratos.

Jiménez Carmona, antes de comenzar el juicio, alegó que era inocente y que todo se debía a "trampas" de funcionarios de la empresa municipal del cementerio que habían alterado diferentes facturas o rellenado facturas en las que él había puesto su firma en blanco. El concejal admitió que había cometido una negligencia, pero no un delito.

El escrito definitivo, sin embargo, considera que Jiménez Carmona fue "cooperador necesario" de un delito de malversación de caudales públicos que asciende a la cantidad de 150.000 pesetas, sin bien plantea la eximente de que el ex concejal devolvió el dinero presuntamente defraudado. En unos días el juez hará pública la sentencia, que no diferirá mucho de lo solicitado por la Fiscalía, la acusación particular, representada por el PSOE, y la defensa.

Éste ha sido el tercer juicio al que se ha visto sometido Jiménez Carmona por ciertas actuaciones como concejal de Medio Ambiente. El primero fue por una supuesta extorsión a los responsables de una empresa de seguridad que aspiraban a tener la concesión de la vigilancia del cementerio de Granada y a quienes exigió el pago de varios millones de pesetas. En ese juicio salió absuelto porque no se admitió como prueba fidedigna una grabacíón magnetofónica.

El segundo juicio, del que fue declarado culpable, fue por otra extorsión al dueño de un pub granadino, a quien había solicitado un millón de pesetas por arreglarle un expediente administrativo de sanción por unas supuestas irregularidades.

Jiménez Carmona, que fue expulsado del PP a raíz de los escándalos, ha mantenido en todo momento que lo ocurrido con él es una maniobra política orquestada desde la dirección del partido y por su presidente provincial, Juan de Dios Martínez Soriano. El concejal, gracias al acuerdo al que se llegó ayer, no tendrá que cumplir la condena en prisión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de julio de 2000

Más información

  • Un pacto entre Fiscalía y defensa rebaja la pena al que fue edil del PP