Las fuertes lluvias obligan a rescatar vehículos en varias rieras del Maresme

Las intensas lluvias de ayer por la tarde ocasionaron algunos problemas en las poblaciones de la comarca del Maresme. Las rieras bajaron con intensidad, lo que obligó a los bomberos y a las policías locales a efectuar varias salidas.En Canet de Mar dos vehículos fueron arrastrados por el agua hasta el puente de la carretera nacional II y el conductor de uno de ellos tuvo que ser rescatado por la policía local. El hombre, de 50 años, sufrió heridas de carácter leve y fue trasladado al Hospital de Calella. En este mismo municipio efectivos de la policía local, Protección Civil y los bomberos retiraron de la riera cinco coches que habían sido arrastrados por el agua y estaban a punto de llegar al mar.

En Arenys de Munt, un vehículo quedó completamente destrozado al arrastrarlo la fuerza del agua unos 300 metros por la riera. En Mataró, el agua desplazó unos metros un camión de unos 7.000 kilos que estaba estacionado en la riera de Sant Simó. Los bomberos también tuvieron que retirar de forma preventiva algunos vehículos que estaban aparcados en las rieras de diversas poblaciones, ante el peligro de que el agua los arrastrara o quedaran atrapados en el barro.

Los bomberos realizaron más de 25 salidas para retirar agua acumulada en plantas bajas y aparcamientos de diversos municipios. También una intensa granizada afectó a varios municipios del Vallés Oriental y causó daños materiales de poca consideración pese a la violencia con que cayó durante poco menos de media hora, de las 15.00 a 15.30 horas. La piedra, de tamaño medio, se llegó a acumular en las calles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 10 de julio de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50