Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las farmacias cerrarán el martes en protesta contra los recortes de sus beneficios

32 de los 52 colegios profesionales de España ya se han decidido por el cierre de 24 horas

Las recientes medidas adoptadas por el Gobierno para el recorte de los márgenes de beneficio de las farmacias han soliviantado al sector. En una reunión celebrada en la mañana de ayer en la sede del Consejo General de Colegios de Farmacéuticos, 32 de las 52 organizaciones provinciales decidieron convocar una huelga de 24 horas para el próximo martes. Es probable que, una vez consultadas las bases, se sume a esta iniciativa un mayor número de colegios provinciales. Para evitar perjuicios a los consumidores, han dicho los farmacéuticos, éstos recibirán información concreta sobre la huelga en las oficinas de farmacia y las habituales guardias se verán reforzadas.

Entre los colegios que ya han decidido adherirse a la huelga de 24 horas se encuentran los de Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla. Y entre las medidas a tomar no sólo está la del cierre simultáneo. Los farmacéuticos también se disponen a revisar sus convenios con Sanidad y a dejar de formar a los futuros boticarios, que suelen hacer prácticas tuteladas durante seis meses en las farmacias ya establecidas. Como declaró Pedro Capilla, presidente del Consejo General de Farmacéuticos, no se recuerda una protesta de estas características desde hace 25 años, y los servicios jurídicos de esta organización están estudiando la posibilidad de presentar un recurso ante el Tribunal Constitucional.La reunión de ayer acabó en un endurecimiento de la protesta, ya que, la pasada semana, la mayoría de los 52 colegios de farmacéuticos de España se habían inclinado por un cierre simultáneo de dos horas el próximo martes.

Las medidas gubernamentales que han puesto en pie de guerra a los farmacéuticos son las aprobadas el pasado día 23 por el Ministerio de Economía y que van a suponer un cierto recorte de los márgenes de beneficio de farmacia y distribución de los medicamentos en España. Hasta ahora, el margen farmacéutico era fijo del 27,9%, independientemente del precio del fármaco despachado. A partir de ahora, este margen se limita en el caso de los medicamentos más caros.

Los que cuesten más de 20.000 pesetas devengarán un beneficio al farmacéutico de un máximo de 5.580 pesetas. Además se establecen descuentos sobre el volumen de ventas de las farmacias a la Seguridad Social. Por el contrario, el Gobierno ha elevado el margen farmacéutico de los genéricos (medicinas que han perdido la patente y son hasta el 33% más baratas).

Los farmacéuticos creen que tales recortes les costarán más de 40.000 millones de pesetas y se mostraron ayer muy disconformes con las declaraciones de la ministra de Sanidad, Celia Villalobos, cuando adujo que los recortes van a afectar sólo al 40% de las farmacias, las que más facturan, pues habrá descuentos escalonados hasta el 13% para las boticas cuyas ventas superen los 42 millones de pesetas.

"Más de 6.000 farmacias españolas no llegan a facturar 200.000 pesetas mensuales", dice el Consejo de Farmacéuticos.

La amenaza permanente

Los últimos ministros de Sanidad han tomado medidas diversas para contener el gasto farmacéutico de la sanidad española, un capítulo que se lleva más del 22% del presupuesto total. Ninguna otra sanidad pública del mundo desarrollado gasta tal porcentaje en medicinas.

De los 4,4 billones que tiene de presupuesto la sanidad pública española, más de un billón se gasta en fármacos. Por eso ha habido dos medicamentazos que han retirado en total más de 1.500 fármacos de la financiación pública. A ello hay que sumar diversas medidas de ahorro, desde rebajas drásticas de los precios de todos los medicamentos hasta incentivos para médicos que prescriban "barato", pasando por hacer devolver a los laboratorios parte de sus ganancias.

Ahora le ha tocado el turno, de nuevo, a los farmacéuticos. Pero la ministra de Sanidad ya ha advertido de que habrá más medidas de ahorro, porque el presupuesto sanitario no va a crecer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de julio de 2000