Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas denuncia ante la OMC la legislación estadounidense de marcas

La Unión Europea (UE) solicitó ayer en Ginebra la apertura de un panel en la Organización Mundial de Comercio (OMC) contra la legislación de Estados Unidos sobre marcas comerciales porque considera que este país incumple numerosas reglas del comercio internacional y, en concreto, los acuerdos multilaterales relacionados con la propiedad intelectual (TRIP, en sus siglas inglesas). La disputa surge a raíz del enfrentamiento entre Pernod-Ricard y Bacardi para vender en el mercado norteamericano ron con la marca comercial Havana Club.El comisario europeo de Comercio, Pascal Lamy, quiere que se examine con detalle la sección 211 de la Ley de Finanzas estadounidense (adoptada por el Congreso en octubre de 1998) porque la considera discriminatoria para las empresas europeas. La sección 211 no permite a empresas extranjeras registrar en Estados Unidos marcas comerciales ligadas a propiedades que fueron confiscadas durante los años sesenta por el Gobierno cubano, a no ser que tenga el consentimiento del propietario original. "Esta regla se aplica aun si el titular cubano original ha abandonado los derechos de la marca en Estados Unidos y se hace disponible para todo el mundo", explicó la Comisión en un comunicado de prensa.

La nueva disputa entre Bruselas y Washington surge a raíz del enfrentamiento por la marca Havana Club. Las disposiciones de la sección 211 se aplicaron recientemente contra la empresa europea Pernod-Ricard, propietaria de la marca con la compañía Cuba Export. La Corte de Apelación estadounidense dictó sentencia en febrero contra la empresa común franco-cubana cuando defendía la marca comercial Havana Club frente a los intereses de Barcardi para comercializar el ron con la misma denominación en Estados Unidos.

Licencia directa

"La Corte de Apelación consideró que Pernod-Ricard no podía defender los derechos porque no tenía la licencia previa", explicó una fuente comunitaria. La familia Arechabala perdió los derechos de la marca Havana Club en 1973. La compañía Cuba Export se hizo titular y en 1993 se fusionó con Pernod-Ricard. Pero, para que se puedan transferir los derechos, hace falta que la oficina norteamericana de control de bienes extranjeros dé una licencia, que fue otorgada en 1995 a Cuba Export y dos años más tarde fue revocada. Las autoridades norteamericanos están examinando la petición de Pernod-Ricard.La UE considera que las reglas comerciales fijadas por la 211 violan los acuerdos de la OMC sobre los derechos de propiedad intelectual. "Se está dando un tratamiento menos favorable a empresas extranjeras poseedoras de derechos con activos cubanos frente a las norteamericanas", explica el comunicado. Bruselas añade que el registro de una marca y los medios para hacerla respetar por la vía judicial "no se pueden subordinar al permiso de un titular que abandonó los derechos". La UE decidió actuar ante la negativa norteamericana para entablar una discusión en profundidad sobre la cuestión. Las consultas empezaron el año pasado en el marco de la OMC en Ginebra, "pero no se han producido progresos". La petición será examinada el próximo día 27.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de julio de 2000

Más información

  • Nuevo conflicto por la marca Havana Club