Fernando Arbex estrena en Pedraza su poema sinfónico 'Terra Santa'

La obra, un encargo de Yasir Arafat, es un himno por la paz

La plaza mayor de la villa de Pedraza (Segovia), sumergida en un ambiente medieval, iluminada por miles de velas, acogerá esta noche el estreno del poema sinfónico Terra Santa, un himno por la paz en el mundo. Compuesto por el músico español Fernando Arbex por encargo del líder palestino, Yasir Arafat, pretende aunar las sensibilidades de las tres religiones monoteístas: cristianos, musulmanes y judíos, en este año jubilar en el que Belén acoge a miles de peregrinos de todo el mundo.

Bajo la dirección de Max Bragado y Fernando Argenta, el concierto unirá en el escenario a la Orquesta Sinfónica de Castilla y León, el Orfeón Donostiarra, la solista australiana Sandra Pires y la Escolanía Nuestra Señora del Recuerdo. Más de 200 músicos para interpretar una sinfonía en si menor, con cuatro movimientos, inspirada en el recorrido de María y José entre Nazaret y Belén antes del nacimiento de Jesús. Según Fernando Arbex, fundador del popular grupo Los Brincos, el origen de la composición fue el Himno de la vida -que ahora se ha quedado convertido en el cuarto movimiento-, pero las autoridades palestinas sugirieron la idea de construir una sinfonía completa, que creció hasta convertirse en un poema sinfónico.

Este compositor, que comenzó a trabajar en el himno hace tres años, reconoce que rompió muchas partituras porque no acababa de dar con una idea tan universal. Como católico, quería ofrecer un himno sobre Jesús, guardando fielmente la identidad cristiana, pero a la vez debía contemplar y respetar la tradición religiosa de los pueblos de Israel y de Palestina y promover el amor y la defensa de la vida ante todas las corrientes culturales del mundo. En un viaje a Túnez le llegó la inspiración. Tras hablar con beduinos y bereberes y escuchar tonadillas de canciones de cuna semitas, tanto árabes como arameas, maduró la idea de una nana sinfónica, lo que le canta una madre a su hijo nada más nacer, como dándole la bienvenida a la vida, según Arbex, que continúa la obra con una alabanza, donde entran los ángeles, comunes a los tres credos y que figuran en los evangelios, en la torá y en el corán.

Antes de su presentación oficial en directo, ya se ha grabado un disco compacto bajo el título de Belén 2000 -con versiones árabe, aramea, española, polaca, alemana e inglesa- con la Firlarmónica de Londres, el Orfeón Donostiarra y el coro de la catedral de Saint Paul de la capital londinense, que el papa Juan Pablo II escuchó junto a Arafat durante su reciente visita a Oriente Próximo. Además, en septiembre, el realizador polaco Cristoff Zanussi llevará al cine lo que hasta ahora es sólo una narración musical.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 30 de junio de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50