Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Recorrido por los polvorines republicanos

El primer paso práctico de la renuncia del IRA al uso de las armas se confirmó ayer por conductos paralelos: el informe de los inspectores independientes y la propia organización republicana. Su portavoz habitual, P.O'Neill, admitió en un comunicado que el finlandés Martti Ahtisaari y el surafricano Cyril Ramaphosa han concluido la primera inspección de un número sin cuantificar de arsenales de armas. Estos búnkeres, continúa el representante del IRA, contienen "una cantidad considerable de material" bélico, "incluidos armas, explosivos y otros equipos". Medios británicos e irlandeses estiman que el IRA ha abierto a la inspección externa tres arsenales de material bélico escondidos en zonas rurales de la República de Irlanda. El condado de Donegal, fronterizo con Irlanda del Norte, y la región sureña de Kerry, bucólica y poco poblada, se apuntan como los parajes elegidos por la principal organización republicana para almacenar y sellar parte de su maquinaria bélica.

Las fuerzas de seguridad a ambos lados de la frontera tienen un limitado conocimiento de la logística y posesiones militares del IRA. Calculan que posee un mínimo de 1.700 armas de fuego, incluidos un millar de rifles, más de medio millar de pistolas y unas 50 ametralladoras. Granadas, morteros y bombas-lapa, diseñadas para adherirse a los bajos de vehículos, podrían estar almacenadas en los búnkeres inspeccionados en los últimos días.

El IRA cuenta también con material pesado en forma de lanzallamas y lanzamisiles tierra-aire, además de 40 lanzacohetes RPG-I de fabricación rusa, según estimaciones de los servicios secretos. El material más peligroso, como se demostró durante cerca de treinta años de atentados contra intereses británicos, lo conforma un explosivo inodoro y sin fecha de caducidad, de acuerdo con los expertos. Se trata del Semtex, fabricado en la República Checa. Se calcula que la organización posee cerca de dos toneladas de este mortífero explosivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de junio de 2000