El PP dice que el PSOE tiene miedo de unirse a él como alternativa al PNV

La ponencia política que aprobará hoy el congreso del PP de Guipúzcoa, redactada bajo la inspiración de Jaime Mayor, está preparada para emitir mensajes en clave al PSOE. El primero es un llamamiento "a construir" juntos "una alternativa" de gobierno distinta a la actual del PNV que "debe superar" sus "propias siglas" sobre la base del vigente marco jurídico y político de Euskadi. Y con esa oferta hay una advertencia. El PP alerta al PSOE de que no caiga en errores pasados, en los que "el miedo y los complejos" permitieron al PNV asentarse como única opción de gobierno.

Más información

La ponencia política que hoy ratificará el congreso del PP de Guipúzcoa, que se incorporará al final de este proceso de cónclaves populares vascos a las redactadas en Vizcaya y en Álava para cimentar el futuro programa electoral de ese partido, es la respuesta de Jaime Mayor y su entorno a las posibles tentaciones del PSOE de arrimarse ahora al PNV para resolver la crisis en el País Vasco.Bajo el título, Una nueva etapa: los retos y las dificultades previas de una alternativa, la firmante de la ponencia, María José Usandizaga, empieza por relatar que "una de las más profundas limitaciones de la democracia vasca radica en la dificultad de hacer creíble una alternativa de Gobierno al nacionalismo".

El documento constata que en Euskadi "explicitar abiertamente una voluntad de una alternativa" es considerado, "con asombrosa naturalidad por parte de algunos, como una provocación". Casi una "osadía". Los populares se reafirman, sin embargo, en que frente al mundo nacionalista esa opción es "más indispensable y urgente que nunca". Y razonan que el origen de ese problema parte de una serie de "miedos y complejos" casi históricos que ahora deberían de superarse.

La responsable de la ponencia reseña que el primer miedo lo marca el terrorismo de ETA. Y ahí relata como los atentados de la banda terrorista "han limitado y mutilado la libertad" en Euskadi desde el inicio de su actividad hasta hoy.

El PP define así que el segundo "miedo reverencial" para configurar una alternativa en Euskadi es al PNV. Aunque se expone la intención de no criminalizar esa opción, los populares cuestionan "su exceso de ambigüedad" y "su intento permanente de engañar a unos y otros para justificar su presencia". Y recuerdan cómo desde el inicio de la transición, tanto la UCD como más tarde el PSOE, se vieron obligados a jugar papeles complementarios en el País Vasco para no molestar al PNV.

El escrito precisa que no sería justo criticar ahora ese comportamiento un poco condescendiente de esas formaciones, pero subraya que esas "actitudes llevaron a un asentamiento político y social hegemónico del PNV, que casi nunca se justificaba en base a los porcentajes de votos que obtenía elección tras elección".

El PP remacha que para dejar atrás esa etapa y para castigar políticamente los últimos errores del PNV en su acercamiento al mundo soberanista de EH y ETA, la mejor y única salida posible es anticipar las elecciones autonómicas. Es más, el PP se fija como tarea "transmitir la idea de que las elecciones anticipadas no son un drama, sino un hecho natural y democrático".

La ponencia de los populares guipuzcoanos, enriquecida por el entorno del ministro del Interior, Jaime Mayor, presidente de honor del PP vasco, se esfuerza en intentar desmentir que en esta situación que vive Euskadi sólo hay dos proyectos excluyentes y confrontados: el de los nacionalistas y el suyo.

Y aunque repite de diversas maneras la oferta al PSE para construir otra alternativa, advierte sobre el temor de que los socialistas se dejen llevar por los "complejos". Así, el PP descalifica la última propuesta del PSE de crear una nueva mesa de diálogo porque "recrearse en nuevas mesas que no se sabe para qué sirven y en la que todos los políticos pretenden objetivos sustancialmente diferentes significa un retroceso respecto del significado de la Mesa de Ajuria Enea". En esa línea, se avisa de que los socialistas podrían pretender "rehacer simplemente el acuerdo PNV-PSOE, a través de la organización de una farsa en la que sólo se busque comodidad a las dos opciones". El PP recalca "que la formulación de esta mesa constituye otra expresión del miedo reverencial al PNV" y requiere al PSOE a superarlo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0023, 23 de junio de 2000.

Lo más visto en...

Top 50