Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La OMS concluye que el sistema de salud español es el séptimo del mundo

El sistema sanitario español ocupa el séptimo lugar entre los 191 países de la Organización Mundial de la Salud (OMS), según un informe de la organización hecho público ayer en Ginebra (Suiza). Francia obtiene el primer puesto: ofrece la mejor sanidad del planeta. Le siguen Italia, San Marino, Andorra, Malta y Singapur. Para elaborar esta clasificación, la OMS -un organismo que depende de las Naciones Unidas- ha tenido en cuenta cinco factores principales: el nivel de salud general de la población, medido sobre todo por su esperanza de vida; la existencia de diferencias en la salud entre los habitantes del país; el grado general de "reactividad" -un índice que mide la satisfacción de los enfermos junto con el buen funcionamiento del sistema-; el reparto de esta "reactividad" entre las diversas capas de la población y, por último, la distribución de la carga del costo de la financiación del sistema de salud entre los ciudadanos.

A continuación de España, entre los primeros diez clasificados figuran Omán, Austria y Japón. Portugal ocupa el puesto 12, Reino Unido, el 18, Colombia -el país americano mejor clasificado -, el 22; Chile el 33, EEUU el 37 y Cuba el 39.

De los 10 países con peor asistencia sanitaria, nueve son africanso: Zambia, Lesotho, Mozambique, Malaui, Liberia, Nigeria, República Democrática del Congo, República Centroafricana y Sierra Leona. A ellos se suma la asiática Birmania.

Gastar mejor

"Es la primera vez que se hace un estudio de estas características", señaló Christopher Murray, director del programa de la OMS encargado de realizar el estudio. "No se trata de ver quién gasta más en salud, sino quién obtiene más salud por el dinero que invierte", explicó. Ello explica que el país que más dinero dedica, los Estados Unidos, que emplea unos 3.700 dólares anuales por persona (unas 650.000 pesetas) sólo esté en el puesto 37, mientras que el Estado de la península arábiga de Omán, con un gasto de 330 dólares por persona y año (menos de 60.000 pesetas) ocupa el octavo lugar.

El mínimo que un país debe dedicar para asegurar una atención médica eficaz es de 60 dólares (10.500 pesetas) por persona y año, según el informe.

La OMS también hace una serie de recomendaciones para mejorar la atención sanitaria, entre las que destaca el prepago de la atención médica, ya sea en forma de cotizaciones a la seguridad social o como cuotas de un seguro sanitario. Al respecto señala que en los países donde no se utiliza este sistema, la población debe endeudarse cuando tiene que hacer frente a una urgencia médica.

Sobre el origen de los fondos, tan sólo un 25% del dinero gastado en salud en los países industrializados es privado. Esta proporción aumenta al 56% en Estados unidos y se dispara al 80% en India, debido a la falta de una seguridad social.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de junio de 2000