Doce niños mueren calcinados al incendiarse una guardería en Brasil

Doce niños de entre 1 y 3 años murieron ayer calcinados en el incendio que devoró una guardería de la ciudad brasileña de Uruguaiana, en la frontera con Argentina. El incendio, que dejó también a cuatro pequeños gravemente heridos, se produjo cuando los menores dormían en la guardería Casinha de Emilia.Según declaró a EFE el comisario Ives Drindade, el incendio pudo deberse a un desperfecto en una estufa, que provocó un cortocircuito. En el local se encontraban 20 niños. Varios de los cuerpos "estaban abrazados y quedaron totalmente calcinados", explicó el sargento Dinorban Moraes, del Cuerpo de Bomberos.

La guardería no tenía ningún tipo de sistemas de seguridad, y el único extintor no llegó a ser usado por los empleados del local. Frente al hospital en el que fueron ingresados los cuatro heridos, salvados por el personal de la guardería, y donde fueron trasladados los 12 muertos se formó un tumulto de personas que requerían información. Las autoridades propusieron a los padres un entierro conjunto, ya que los cadáveres difícilmente podrán ser identificados.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción