Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un nuevo puente de 43 metros sin apoyos cruzará el Manzanares por San Fermín

Un nuevo pulmón verde verá la luz en las márgenes del Manzanares en los próximos años. El Ayuntamiento de Madrid invertirá 25.000 millones de pesetas en ocho años para la construcción del llamado Parque Lineal del Manzanares. Las obras incluyen la construcción de un nuevo puente sobre el río Manzanares, que estará junto a la presa número 10 y contará con un solo vano, de 43,5 metros, sin apoyos, y una calzada de seis metros de ancho. Los ciclistas dispondrán de un carril propio de dos metros de ancho. El proyecto ha sido redactado por el arquitecto Ricardo Bofill.Las obras se desarrollarán en una parcela de 5,2 millones de metros cuadrados, de los cuales el 80% pertenece a la Gerencia Municipal de Urbanismo. La zona está situada entre el Nudo Sur de la M-30, la autovía de Andalucía (N-IV), el barrio de San Fermín y los campos de fútbol de esta zona. Con estos trabajos se proyecta recuperar siete kilómetros de las márgenes del río, en un tramo que discurre entre el Nudo Sur y el término municipal de Getafe.

En esta primera fase, aprobada ayer por la comisión de gobierno municipal, se invertirán 1.290 millones, que permitirán el movimiento de un millón de metros cuadrados de tierra necesario para configurar el parque, explicó el concejal de Urbanismo, Ignacio del Río.

En esa zona se levantarán los elementos más singulares del parque, como un área deportiva, una atalaya en la actual escombrera de San Fermín, una cascada, un lago, una pradera, el denominado paseo de los Sentidos o el parque de Belvedere, además de aparcamientos y distintos viales.

Líneas de alta tensión

Las obras se aprovecharán también para soterrar las líneas de alta tensión de la zona. Entre ellas se encuentra una de 132 kilovatios que cruza el parque por diferentes puntos; una línea de distribución de 45 kilovatios que va de norte a sur y otra de media tensión, de 15 kilovatios, que discurre perpendicular a la M-40.

El proyecto recoge además la creación de zonas para el deporte, el ocio y la cultura. De este modo, el Ayuntamiento espera convertir el espacio en un segundo parque del Retiro en un plazo máximo de ocho años, según aseguraron el alcalde, José María Álvarez del Manzano, y el concejal de Urbanismo, durante la presentación del plan.

"Con este gran parque en la zona del Manzanares se logrará dignificar todo el sureste de Madrid", explicó Álvarez del Manzano, informa Efe.

El Consistorio tiene previsto también levantar un vivero, que servirá para depositar y mantener los árboles y plantas que crecen en la actualidad en ese ámbito y que, durante las obras de construcción del parque, será preciso trasladar. De esa forma se garantiza el trasplante y el mantenimiento de todas las plantaciones afectadas por los trabajos destinados a la nueva zona verde.

El Gobierno municipal ha emprendido ya algunas de las actuaciones necesarias para construir el parque, como son el acondicionamiento del borde situado junto al Nudo Sur y la calle Embajadores, con un presupuesto de 227 millones de pesetas, ya en marcha, según informó el Consistorio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de junio de 2000

Más información

  • El arquitecto Bofill ha redactado el proyecto para levantar un parque