Obreros del cable tampoco señalan a los acusados por los disturbios

Los cuatro obreros de Dragados y Construcciones que en 1997 participaron en la instalación en Tarifa (Cádiz) del cable eléctrico con Marruecos declararon ayer ante el juez que sufrieron ataques de los manifestantes, pero no reconocieron entre ellos a Antonio Vegara y Nieves García, los dos acusados por los disturbios durante las obras de conexión eléctrica entre España y Marruecos.Los ocho operarios que declararon en el Juzgado de lo Penal número 2 de Algeciras (Cádiz) como testigos de la acusación, ejercida por el fiscal jefe de la Audiencia Provincial de Cádiz, Isidoro Hidalgo, sostuvieron que el 3 de febrero de 1997 fueron agredidos con piedras por un numeroso grupo cuando finalizaron la jornada laboral y que fue dañado el vehículo en el que iban. Ninguno de ellos precisó si entre los agresores, que hirieron a uno de los trabajadores, se encontraban Vegara o García, para quienes el Ministerio Fiscal solicita dos años de prisión y tres millones de pesetas de indemnización por un presunto delito de desórdenes públicos.

El testimonio de los 10 guardias civiles que declararon ayer tampoco respaldó la tesis de la acusación que señala a los procesados como "inductores directos o indirectos" de los actos violentos que se registraron del 1 al 3 de febrero de 1997.

La vista concluyó con el testimonio de siete testigos de las defensas, que incidieron en que la portavocía de la plataforma anticable "era compartida" por políticos, sindicalistas y representantes de colectivos sociales. Afirmaron que la actitud de los acusados fue "en todo momento de llamada a la calma". Vergara comentó tras la declaración: "Están diciendo la verdad"

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS