_
_
_
_
_

Se cierra por razones técnicas el Puente del Milenio, de Foster

El Puente del Milenio, el primero que se construye sobre el río Támesis a su paso por el centro de Londres, se cerró anoche, dos días después de su apertura al público, para investigar su "excesivo balanceo". Obra del arquitecto Norman Foster, el escultor Anthony Caro y la firma de ingeniería Ove Arup, la estructura colgante llegó a oscilar lateralmente hasta unos 20 centrímetros en condiciones atmosféricas de viento suave. Más de 100.000 personas se acercaron desde el sábado al puente colgante, construido con tecnologías inexistentes diez años atrás y con un presupuesto de 5.000 millones de pesetas. El recorrido entre la catedral de San Pablo, en la orilla norte, y la nueva galería Tate, en el sur, fue una experiencia que algunos paseantes describieron como "embriagadora" y otros "de pánico".

El excesivo peso, los vientos o quizá la falta de asentamiento de la estructura de acero provocaron balanceos continuos que en un principio se tacharon de normales. En las últimas horas, los responsables de este emblema británico del nuevo milenio, que inauguró oficialmente la reina Isabel II el mes pasado, reconocieron que había "problemas". "La integridad fundamental del puente no está en cuestión, pero debemos afinar y moderar el movimiento hasta un nivel aceptable", señaló David Bell, presidente del diario Financial Times y alto responsable del Millenium Bridge Trust.

La oficina de Foster reiteró que la estructura está diseñada para soportar el balanceo, pero declinó comentar la gravedad del problema hasta estudiar el informe de los ingenieros. Foster presentó el Puente del Milenio como una revolución tecnológica en tanto que su estructura, con una plataforma de 320 metros de largo y cuatro de ancho sujeta por ocho cables, se levanta a pocos metros del río dando la sensación, describió Caro, de "caminar sobre las aguas".

El fracaso de la apertura viene precedido por un retraso en las obras. Los responsables descartan el peligro de posibles accidentes entre los factores que obligaron anoche a su cierre indefinido, pero admiten que algunas personas se sintieron "nerviosas" al cruzar el puente.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_