Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ETA VUELVE A MATAR. ENTREVISTA DE JESÚS MARÍA PEDROSA EN RNE

"Me moriré en Durango"

Jesús María Pedrosa fue entrevistado por el periodista de Radio Nacional Carlos Herrera el 15 de diciembre de 1997, después de que los ediles del PP vasco se reuniesen con José María Aznar en plena campaña de ETA contra ellos. Cuatro días antes la banda terrorista había asesinado a José Luis Caso.Pregunta. ¿Qué ánimo tiene esta mañana como concejal del PP?

Respuesta. Después de la reunión que mantuvimos ayer con el señor José María Aznar, hemos recibido todos los representantes del PP en Vizcaya y el País Vasco ese aliento de esperanza, de que tenemos el respaldo de todos nuestros compañeros, del presidente del Gobierno y el de muchos amigos que están con nosotros y que nos animan a seguir adelante.

P. ¿Usted ha tenido en algún momento algún tipo de fricción, o momento desagradable como concejal del PP?

R. Por teléfono me han dicho cantidad de tonterías. En la Navidad del año pasado, a las ocho de la noche me mandaron la famosa botella vacía diciéndome que pasara una buena noche.

P. ¿Qué es eso de la famosa botella vacía?

R. Pues que le mandan una botella de agua, vacía, de las de litro y medio, en la cual le ponen un pegatina que dice que qué poca vergüenza tiene cuando usted va a cenar tranquilamente y sin embargo los presos de ETA están en la cárcel. [La botella de agua fue entonces el símbolo de las huelgas de hambre protagonizadas por los presos etarras y los movimientos de solidaridad con ellos].

P. Eso fue el día de Navidad del año pasado

R. Sí, que es un día significativo para estar con la familia y, lógicamente, te quitan un poquitín los ánimos.

P. ¿No ha llevado usted seguridad nunca?

R. No, hasta ahora no la he llevado.

P. A partir de ahora tendrá que llevarla...

R. Sí.

P. ¿Usted concibe que en su propio pueblo tenga que llevar guardaespaldas?

R. Sinceramente, no lo concibo porque creo que soy una persona muy conocida, de mi casa al ayuntamiento me saludo con el 80% o 90% de la gente con la que me cruzo, y, la verdad, no sé si voy a ir al cielo o al infierno. Procuraré ir al cielo. Lo que sí sé es que voy a ir desde Durango. Y con guardaespaldas o sin guardaespaldas iremos todos los días al ayuntamiento a hacerlo lo mejor que podamos en pro de todos los ciudadanos de Durango que, en definitiva, han depositado en nosotros su confianza.

P. ¿Ha recibido usted muestras de solidaridad?

R. Francamente, muchas. Llamadas telefónicas y tropezarte por la calle dándote en la espalda, y ¡ánimo, sigue, lucha, no tengas miedo!, pero somos humanos y miedo no tengo. Muchas veces me pongo a pensar en ello.

P. (...) ¿Qué siente usted como concejal por la posible desunión de partidos políticos que posiblemente sea pasado mañana tal como van las cosas?

R. Tiene usted muchísima razón cuando habla de pasado mañana, porque concretamente antes del día 27, en el cual HB ha pedido poder celebrar una manifestación, todas aquellas personas que hace 48 horas al señor Mayor Oreja le daban la razón y le decían "parece que la única vía que existe en el País Vasco de solución es la vía de Mayor", pues ya verá usted cómo hacia el día 20, 21 o 22, unos días antes del día 27, habrá gente que diga: "pues hombre, en realidad éstos lo que quieren es la paz del País Vasco, en realidad éstos son hijos del pueblo vasco que aman el pueblo vasco".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de junio de 2000