Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un vertido ilegal pudo desencadenar la intoxicación mortal de Teià

El consejero de Medio Ambiente dice que "no hay una explicación razonable"

Los técnicos que investigan el accidente mortal ocurrido el pasado viernes en una planta de compostaje de lodos en Teià (Maresme) a causa de una emanación de ácido cianhídrico consideran seriamente la posibilidad de que el suceso se debiera al vertido ilegal de algún producto tóxico.Una de las hipótesis que barajan es que alguna empresa industrial vertiera una sustancia tóxica de forma ilegal, de manera que contaminara alguna de las dos plantas depuradoras -Mataró y Teià- de donde proceden los lodos que posteriormente se tratan en el centro de compostaje. El conductor del camión, que resultó herido de carácter leve, fue dado de alta ayer a primera hora de la tarde.

De todas formas, los investigadores estudian todas las posibilidades y aseguran que mientras no se tengan los primeros resultados de los análisis es prematuro aventurar conclusiones. Como medida preventiva, el Consejo Comarcal del Maresme, que gestiona las plantas de Mataró y Teià, ordenó ayer que no se extraiga ni un kilo de barro de estas instalaciones hasta que se conozcan los primeros resultados de las pruebas analíticas que se estan realizando.

Los análisis se llevan a cabo para conocer si el agua y el lodo de las dos instalaciones contiene algún tipo de elemento tóxico que pudiera ser el causante de la emanación de gas mortal.

PASA A LA PÁGINA 6

El sindicato UGT denuncia el accidente mortal de la planta de compostaje de Teià ante la fiscalía

VIENE DE LA PÁGINA 1 Los expertos aseguran que las descargas de lodos en este tipo de plantas sólo provocan una emanación de monóxido de carbono, de manera que la presencia de ácido cianhídrico se debe necesariamente a la existencia de algún producto tóxico mezclado.

La administración comarcal solicitó también la presencia de agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil en el momento en que los especialistas tomaron las muestras de lodo y agua de las plantas depuradoras, para que estas muestras consten como pruebas judiciales si finalmente se detecta algún tipo de anomalía.

Según señalaron fuentes del Consejo Comarcal del Maresme, el lodo que se estaba descargando en el momento en el que se produjo el fatal accidente provenía de la planta depuradora de Mataró. El jueves se había realizado la misma operación con material procedente de la depuradora de Teià, sin que hubiera ningún problema.

Explicación razonable

En relación con el accidente, el sindicato UGT ha presentado ante la fiscalía una denuncia por presunta imprudencia con resultado de muerte. Asimismo, los partidos de la oposición en el Parlament solicitarán la comparecencia de los consejeros de Medio Ambiente y de Trabajo para que den explicaciones sobre lo ocurrido.

El titular de Medio Ambiente, Felip Puig, manifestó qyer que "no existe una explicación razonable" al accidente porque, según dijo, ese tipo de plantas de compostaje "no tienen ningún tipo de riesgo".

El consejero añadió que lo que se debe determinar es "en qué momento y por qué motivo se incorporaron los agentes tóxicos durante el recorrido desde la depuradora a la planta". Puig afirmó que los primeros resultados de los análisies podrán conocerse mañana.

Paralelamente a la investigación que lleva a cabo el Departamento de Medio Ambiente de la Generalitat, la Inspección de Trabajo también investiga por su cuenta. El Departamento de Trabajo está realizando un estudio exhaustivo que aclare si en la planta de compostaje de lodos de Teià se cumplían todas las normativas requeridas de seguridad e higiene.

El alcalde de Teià, Joan Castán, manifestó ayer que los ingenieros municipales y los de la propia planta en la que se produjo el accidente señalaron que en la zona del suceso no era obligatorio el uso de una mascarilla protectora. Según Castán, en esa área los lodos no se manipulan ni fermentan; por tanto, "en teoría no era necesario el uso de la mascarilla puesto que el lugar por donde pasan los lodos está cerrado herméticamente".

El lunes se conocerán los resultados de las primeras pruebas analíticas. El consejo comarcal está a la espera de los análisis para tomar medidas con relación al suceso.

La acumulación de ácido cianhídrico en la planta de compostaje de Teià causó la muerte de tres trabajadores de la instalación. Dos de ellos fallecieron en el acto, y el tercero a última hora de la tarde en el hospital de Mataró. Según parece, los operarios se didponían a reparar una válvula del depósito en el que se estaba descargando el lodo, pero los gases les causaron la muerte antes de llegar.

Una cuarta persona, el conductor del camión que estaba descargando el barro, también resultó herida, aunque de carácter leve. El hombre, Jordi D. G., que fue el que dio la alarma del accidente, recibió el alta del hospital de día de Can Ruti, en Badalona, ayer a primera hora de la tarde. Según indicaron fuentes del centro sanitario, el operario está fuera de peligro y sólo deberá seguir unos controles rutinarios.

La planta de compostaje de Teià trata el lodo de las depuradoras de Mataró y Teià. La instalación, que entró en funcionamiento el pasado mes de octubre, tiene capacidad para tratar 18.000 toneladas de barro al año.

El tratamiento de los lodos en este tipo de instalaciones se traduce en un producto, el compost, que se utiliza como abono de gran calidad muy valorado en la agricultura y la jardinería. La instalación requirió una inversión de 570 millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de junio de 2000

Más información