Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guipúzcoa copa casi la mitad de los 127.000 millones de deuda de los ayuntamientos vascos

Los municipios de Guipúzcoa superaron en 1997 los 59.000 millones de endeudamiento, lo que supone el 74% de sus ingresos totales, según el último informe del Tribunal Vasco de Cuentas. Pese a la mejora respecto a 1996, 16 de los 21 municipios en "situación financiera delicada" -con deudas de 70.000 a 320.000 pesetas por habitante- se encuentra en Guipúzcoa y entre ellos están dos de las tres capitales: San Sebastián y Bilbao. El endeudamiento municipal en 1997 llegó a 126.920 millones, a los que se añaden otros 77.000 de las entidades supramunicipales.

La situación financiera de las 250 localidades del País Vasco mejora, pero aún persisten datos preocupantes. En su último informe, que ha estudiado a 247 ayuntamientos -Otxandio y Anoeta no han rendido sus cuentas, mientras que en Ortuella la información remitida ha sido incompleta- y 44 entidades supramunicipales, el Tribunal de Cuentas elogia el incremento general de los ingresos corrientes y el ahorro neto. Pero la cifra global de endeudamiento en el año de referencia superó los 204.000 millones, frente a los 196.000 de 1996.Sobre los casi 127.000 millones de pesetas de deuda municipal estricta, el órgano fiscalizadora indica que hay "diferencias significativas" entre los tres territorios, "destacando la saneada situación financiera de Álava", donde se registra un endeudamiento del 27% de sus ingresos anuales. En cambio, incide en el "alto endeudamiento" de Guipúzcoa, "que alcanza el 74% de los ingresos corrientes del territorio" y el 46,4% de la deuda global de las corporaciones. El órgano auditor destaca, sin embargo, la evolución positiva respecto a 1996, ejercicio en el que Guipúzcoa llegó a endeudarse en el 82% de sus ingresos.

La mala situación de las cuentas en este territorio se refleja en el hecho de que de los 21 municipios calificados como en "situación financiera delicada" 16 están en Guipúzcoa. La deuda neta (es decir el valor en patrimonio del ayuntamiento menos el dinero que debe) oscila entre las 71.395 pesetas por habitante de Billabona hasta las 323.361 de Mutiloa. San Sebastián registra una cantidad por habitante de 112.891 pesetas, lo que supone una mejora frente a las 137.000 de 1996. Además de la capital donostiarra, el informe destaca la evolución positiva en este aspecto de otras siete localidades: Pasaia, Aizarnazabal, Lasarte, Zumarraga, Elgoibar, Oñati y la vizcaína de Artea.

La auditoría constata, como en años anteriores, que la deuda por habitante es creciente en función de la población, "a excepción del estrato que comprende los ayuntamientos entre 20.000 y 50.000 habitantes, en el cual existe menor deuda por habitante siendo similar a la de los ayuntamientos con población entre 5.000 y 10.000 habitantes. Esta situación se genera por el menor endeudamiento de los ayuntamientos de Leioa, Galdakao, Sestao y Santurtzi".

Sobre las inversiones, indica que crecieron un 11% respecto a 1996, aunque "la financiación por recursos propios municipales ha disminuido, alcanzando el 42%, mientras que en 1996 era del 44%". El Tribunal de Cuentas revela que la presión fiscal municipal alcanza una media de 50.217 pesetas por vecino y aumenta según crece la población. Esta cifra supera la de 1996, cuando las corporaciones vascas obtuvieron una recaudación media de 48.670 pesetas por vecino por impuestos, tasas y precios públicos.

Mejor contabilidad

La fiscalización de las cuentas municipales señala también anomalías en la contabilidad de 98 ayuntamientos que "no incorporan, en el balance y la cuenta de pérdidas y ganancias, las amortizaciones del inmovilizado". En este aspecto se aprecia una mejora importante en comparación a 1996, año en el que más de la mitad de los 250 consistorios presentaba esta deficiencia concreta.

Además, el Tribunal de Cuentas señala que en 88 ayuntamientos, es decir el 36% del total, "no se ha detectado deficiencia alguna" en sus cuentas municipales, cuando en 1996 solamente había 66 consistorios en esa situación. De los 88 consistorios que no han presentado problemas durante 1997, casi la mitad (un 48%) son alaveses, mientras que un 28% son vizcaínos y un 24% están ubicados en Guipúzcoa.

Sobre el medio centenar de entidades supramunicipales, el endeudamiento totaliza 77.758 millones de pesetas, aunque casi toda esta cantidad, 70.258 millones, procede del Consorcio de Transportes de Bizkaia, entidad responsable de la construcción del metro de Bilbao "lo que está generando un gran volumen de inversión, financiado mediante deuda y subvenciones de capital recibidas del Gobierno vasco y la Diputación Foral de Vizcaya".

El informe fiscalizador concluye que las entidades supramunicipales presentan una "situación financiera razonablemente saneada", salvo siete casos "que tienen un saldo de remanente de tesorería menos deuda negativo y no tienen suficiente capacidad para generar ahorros que lo puedan compensar. No obstante, dada la estructura de financiación de las entidades supramunicipales, la situación financiera depende en gran parte de la aportación de los entes asociados".

El órgano fiscalizador recomienda a estas entidades que cambien su modelo de funcionamiento y realicen "un correcto cálculo de los servicios que prestan".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de junio de 2000

Más información

  • 21 municipios, entre ellos San Sebastián y Bilbao, están en "situación financiera delicada"