Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Se aplazan las negociaciones con los secuestradores

La agonía de los 21 secuestrados hace más de un mes por una banda armada islamista en el sur de Filipinas no tiene visos de terminar. Secuestradores y emisarios gubernamentales deberían haberse entrevistado ayer, pero los bandidos aplazaron un día más el encuentro y cambiaron de lugar a los rehenes, en su mayoría extranjeros desesperados y enfermos. Los cautivos se hallan en algún lugar del interior de la isla de la isla de Jolo, al suroeste del archipiélago filipino.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de mayo de 2000