Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Diez detenidos en Francia por el atentado bretón en el que murió una mujer

Nueve personas, siete militantes del independentismo bretón y dos vascos, fueron detenidas ayer por su presunta relación con el atentado contra el McDonald's de la localidad bretona de Quévert (noroeste), en el que murió el pasado 19 de abril una empleada, según fuentes judiciales. Una de las arrestadas es esposa de uno de los procesados por el robo de ocho toneladas de dinamita atribuido a ETA. La décima detención fue la de un periodista de la agencia Capa.

En el coche de uno de los militantes bretones detenidos, Pascal Laize, los investigadores encontraron material para soldar, cables eléctricos, un despertador y un detonador, señalaron las mismas fuentes. Entre las siete personas arrestadas en las localidades de Rennes, Nantes y Fougeres (noroeste), se encuentra el portavoz de la organización Emgann, Gael Roblin, y Anne Mellier-Riou, mujer de Denis Riou, procesado por el robo de ocho toneladas de dinamita en la localidad de Plévin (noroeste) en septiembre pasado, operación realizada por un comando de ETA apoyado por independentistas bretones.

Emgann es, según la policía, el brazo político del Ejército Revolucionario Bretón (ARB), al que las primeras investigaciones apuntan como responsable del atentado en el que murió una empleada de 28 años del McDonald's de Quévert.

Por otro lado, la justicia confirmó ayer que otro McDonald's, esta vez en Pornic (noroeste), había sufrido también un atentado el pasado 14 de abril, lo que coincide con la reivindicación del ARB, que este pasado fin de semana dijo haber colocado una bomba con dinamita procedente del robo cometido junto a ETA en Plévin.

El grupo armado separatista reivindicó en un comunicado haber puesto una bomba en Pornic, pero desmintió la autoría del atentado de Quévert.

En el comunicado difundido el pasado domingo -cuya autenticidad sigue siendo analizada ante las dudas que tiene la policía sobre su origen-, el movimiento ARB sugirió que los servicios secretos de la policía (DST) son los responsables de la colocación de la bomba que mató a la joven Laurence Turbec, la empleada de la hamburguesería de Quévert. "No tenemos nada que ver con el atentado al McDonald's de Quévert... Pusimos un artefacto entre el 13 y el 14 de abril en el McDonald's de Pornic y el material desapareció... Sabemos que la Dirección de Seguridad del Territorio (DST) está en Bretaña...", en una alusión directa a los servicios de información de la policía francesa.

Sin embargo, la policía insistió en que el ARB es responsable del atentado de Quévert, el primero con víctimas mortales desde la formación de esta banda armada en el año 1971, ya que fue cometido con parte de la dinamita del botín de ocho toneladas de explosivos robado en Plévin.

La policía aseguró que el explosivo utilizado en esa acción mortal y en un atentado frustrado en Rennes ese mismo día "tienen la misma naturaleza y origen" que la dinamita robada en Plévin en la acción conjunta de ETA y el ARB.

En medio de las investigaciones, Victor Robert, un periodista de la agencia de prensa Capa, al que el ARB envió su comunicado el pasado fin de semana, ha sido detenido en relación con las pesquisas sobre el atentado con bomba de Quévert en el que murió la empleada del McDonald's.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de mayo de 2000

Más información

  • Dos vascos y un periodista, entre los arrestados