Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miralda propone una lectura crítica sobre la comida en el Food Pavillion

La comida es un tema inagotable desde el que pueden abordarse temas culturales, biológicos, antropológicos, artísticos, económicos y sociales. Es lo que ha intentado hacer el artista catalán Antoni Miralda en el Food Pavillion, uno de los pabellones temáticos de la Expo 2000 de Hannover del que ha sido el diseñador responsable. Como es habitual en el trabajo siempre espectacular y complejo de Miralda, ha ideado un espacio simbólico y lúdico en el que propone una reflexión crítica sobre la cómida desde múltiples vertientes. Desde lo más básico, como el huevo, a los alimentos transgénicos. Desde las costumbres culinarias de distintos pueblos hasta un apartado dedicado a la comida para perros de las sociedades opulentas. Desde tradicionales utensilios de cocina a objetos rituales realizados con alimentos. Un selección museística de objetos antiguos, un proyecto de artistas contemporáneas que han intervenido sobre un huevo de avestruz, vitrinas, monitores, cultivos, degustaciones o un apartado de información sobre la plaga de langostas de Mauritania son algunos de los elementos que utilizará Miralda para sensibilizar al visitante sobre las otras maneras de abordar el tema.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de abril de 2000