Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gonzalo Garcés arremete contra los eternos adolescentes en 'Los impacientes'

Un joven de 20 años que sufrió una disfunción cardiaca y un libro de Jean-Paul Sartre donde el autor francés sostenía puntos de vista diferentes son el arranque de Los impacientes, la novela del escritor argentino Gonzalo Garcés ganadora del último Premio Biblioteca Breve, que concede la editorial Seix Barral. "Los tres protagonistas de la novela luchan por superar la idea de adolescencia que su época les impone", aseguró ayer el autor.Garcés (Buenos Aires, 1974) cree que a finales del siglo XX los adolescentes se han convertido en personajes emblemáticos a los que todos tratamos de acercanos. La idea de este escritor de 25 años, de ojos muy claros, que luce una media melena y un traje sin corbata más propio de un ejecutivo que de un escritor afincado en París, es que el adolescente ha entrado en crisis como figura creíble y deseable: "Las sociedades han elevado el umbral a partir del que se considera que una pesona es adulta. Muchos jóvenes de 30 años siguen viviendo en casa de sus padres y prolongan esa etapa de su vida todo lo que pueden, de forma que pasan casi súbitamente a la vejez, y eso no ocurría en otras épocas", explica Garcés, para quien el intento de prolongar la adolescencia deja marcas. "De ahí el carácter apocalíptico de mi generación, que ha degenerado en una forma de comportamiento egoísta y apolítico".

Garcés, que acaba de llegar a Madrid desde París, la ciudad donde vive desde 1995, se siente, tras recibir el Premio Biblioteca Breve, como si le hubiera tocado la lotería, aunque en muchos aspectos se muestra reticente con las recompensas literarias. "Es imposible que te gusten todas las novelas premiadas aunque vayan acompañadas de espléndidas críticas", señala.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de abril de 2000