La flota española teme que se repita la 'guerra del fletán' con Canadá

La actuación de inspectores canadienses a bordo de un buque congelador portugués con tripulación española, el Santa Mafalda, hacía temer ayer en medios pesqueros que pudiera reproducirse la "guerra del fletán" desencadenada hace cinco años al apresar las autoridades canadienses al barco español Estai. El Santa Mafalda se encontraba faenando en aguas internacionales de la NAFO cuando fue abordado ayer por inspectores.

El Santa Mafalda, de unas 1.500 toneladas de registro bruto, navega con una tripulación de 30 hombres al mando del capitan gallego Ramón Miranda Vaqueiro. Hay otros tripulantes españoles a bordo, pero la mayoría son portugueses, según pudo saber Manuel Muñiz, presidente de la Asociación Española de Titulados Náutico-Pesqueros (Aetinape). Muñiz, a quien el capitán del barco pudo contar muy escuetamente lo que estaba ocurriendo en alta mar, reclamó la inmediata intervención de las autoridades españolas y comunitarias ante lo que considera "una violación más" del Derecho Internacional del Mar por parte de Canadá. "No sabemos lo que estará pasando allá", señaló con preocupación. Los inspectores canadienses subieron al congelador con muy malos modales y actitud violenta, según su versión. El capitán Miranda pidió la presencia de la patrullera comunitaria Comander Amali, que actúa a las órdenes de Bruselas y lleva dos inspectores europeos a bordo, los cuales repusieron la documentación necesaria para que el barco pudiera seguir faenando. Los inspectores canadienses habían retirado al Santa Mafalda sus papeles.

El pasado 14 de abril, desde las mismas aguas de NAFO (cuyas siglas en inglés corresponden a Organización de Pesquerías del Atlántico Norte), la flota congeladora española y portuguesa emitió una nota para mostrar su indignación por la actitud de los candienses y "exigir que nuestros gobiernos y la UE tomen urgentes medidas".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS