La cantante Marta Sánchez recrea en 'La magia de Broadway' una antología de la comedia musical

Marta Sánchez se transforma en María Magdalena, Eva Perón, Dulcinea o la María de West Side Story a lo largo de La magia de Broadway, un espectáculo que reúne una antología del género musical. Junto al cantante Enrique Sequero representará las escenas más conocidas de Jesucristo Superstar, Los miserables, Evita, West Side Story y El hombre de la Mancha, antes de cerrar el espectáculo con un popurrí de las canciones de más exitosas de Sonrisas y lágrimas, El mago de Hoz y Cats, entre otras obras. El montaje, que estará en el Teatro Arriaga de Bilbao del día 28 de abril al 1 de mayo, cuenta con la participación de un total de 11 cantantes, cinco de ellos niños. A diferencia de los grandes musicales, La magia de Broadway se presenta en "versión minimalista", en palabras de sus protagonistas, que se traduce en reducir el acompañamiento musical a un pianista.

Sobre unos tacones de vértigo, con unos ajustados pantalones negros y la melena rubia suelta, Marta Sánchez reconoció ayer que su intervención en La magia de Broadway, espectáculo al que regresa tras un abandono temporal, ha sido un descubrimiento muy positivo para su carrera musical, que le ha dado "calidad como artista".

Mientras controlaba con el rabillo del ojo la posición de las cámaras de televisión y los fotógrafos, la cantante aseguró que el género del musical "da categoría" a quienes participan en él. Sánchez no piensa en una aparición fugaz que se acabe con La magia de Broadway. "No quiero que el musical sea como el cine, que la única película que he hecho fue muy mala. Quiero seguir con otros proyectos".

Marta Sánchez está satisfecha con el momento en el que ha entrado en el terreno del teatro musical. "En España hay ahora una buena disposición para que la gente se aficione a esté genero", aseguró.

La cantante atribuye buena parte del mérito al trabajo del director de La magia de Broadway, Luis Ramírez, fundador en 1997 de la productora Pigmalión. Su objetivo era mantener una presencia constante de musicales en la cartelera de Madrid, hasta entonces inexistentes.

Su primer montaje, El hombre de la Mancha, protagonizado por Paloma San Basilio y José Sacristán, obtuvo un gran éxito de taquilla con más de 500.000 espectadores y consiguió un Premio Max de las Artes Escénicas. Después, la productora ha asumido la puesta en escena de Peter Pan, (que se representará en Bilbao del 26 al 1 de mayo), y Grease.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 19 de abril de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50